Index Economia NL Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1280. 8 de febrero de 2019

- - --

Tema de Portada de El Nuevo Lunes / Nuria Díaz

España es el principal país inversor con 1.300 millones y 100 compañías, resistentes aunque desde hace tiempo menguantes

Las empresas españolas se juegan lo justo en Venezuela

España es uno de los principales inversores en Venezuela con unos 1.300 millones de inversión y cerca de 100 compañías entre las que destacan gigantes como Repsol, BBVA, Mapfre o Telefónica. Una inversión resistente a lo largo de los años pero decididamente menguante desde que en 2013 se produjera la gran devaluación del bolívar en tiempos aún de Hugo Chávez. Pese a la prudencia a la que obliga la incertidumbre política y económica del país, las empresas españolas parecen dedididas a quedarse, en parte porque tras años de pérdidas y provisiones el riesgo que corren ahora ya es es limitado.


De izqda. a dcha.: Antonio Brufau, presidente de Repsol; Carlos Torres, presidente del BBVA, y José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Repsol ha ido minimizando su exposición patrimonial en Venezuela, que ya se había reducido a 30 de septiembre pasado hasta 796 millones de euros, poco más de un tercio de la cifra de un año antes Según el informe de resultados de 2018 de Mapfre, su patrimonio neto en Venezuela equivale actualmente a 3,5 millones de euros. Un desplome muy significativo vinculado al efecto “hiperinflacionario” del país

"Llevamos 20 años en Venezuela y esperamos seguir al menos 20 años más". Frente al mutismo general, así de claro se mostraba el presidente de Repsol, Antonio Brufau. "Sea un Gobierno o sea otro, lo que queremos es siempre lo mejor para los venezolanos", ha dicho el primer ejecutivo de la compañía. “Ningún país se ha hundido, siempre han terminado saliendo de situaciones difíciles” ha dicho y ha añadido que si la situación de Venezuela empeora "lo de menos será Repsol porque lo importante son los venezolanos". Estas declaraciones de Brufau se producían el lunes pasado justo después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconociera a Juan Guaidó como el presidente de Venezuela encargado de convocar elecciones. La declaración de Sánchez se ha producido de forma simultánea al resto de países de la Unión Europea como Francia o Alemania.
 
El petroleo...
Brufau, muy fogueado en asuntos latinoamericanos, no parece inquieto. Pero los analistas tienen la explicación. La compañía ha provisionado desde el punto de vista contable gran parte de su exposición patrimonial en Venezuela. De hecho, él mismo reconocía respecto a la valoración de los activos que “una cosa es el valor contable, que hemos provisionado de forma muy prudente, y otra cosa el valor operativo, porque somos uno de los mayores productores de petróleo y gas”.

La petrolera ha ido minimizando su exposición patrimonial en Venezuela, que ya se había reducido a 30 de septiembre pasado hasta 796 millones de euros, poco más de un tercio de la cifra de un año antes. En 2017, Repsol ya anunció un deterioro de los activos en el país por 434 millones de euros y hasta septiembre de 2018 llevaba ya provisionados otros 497 millones por riesgo de recuperación de créditos, activos fiscales e inversiones. Con las nuevas provisiones, saneamientos y deterioros a cierre de año la exposición patrimonial quedará muy reducida. Ahora mismo cuenta con una exposición de unos 700 millones, cuando esta llegó a estar hace menos de dos años por encima de los 2.000.

Repsol es sin duda una de las empresas con más exposición en Venezuela -la compañía que llegó a ese país en los años noventa, tiene derechos mineros sobre 8 bloques de producción, con una superficie neta de 853 km2- pero no la única.

En Venezuela, Telefónica opera servicios de telefonía móvil desde marzo de 2004, cuando adquirió BellSouth y con ella operaciones de telefonía móvil en distintos países latinoamericanos. El peso de Telefónica Venezuela, con unos 16 millones de ingresos en el tercer trimestre de 2018, sobre los ingresos consolidados de Grupo a septiembre de 2018 es pequeño, del 0,04%. Fuentes del sector explican que la operadora utiliza desde hace tiempo el cambio sintético por lo que las variaciones cambiarias no le han afectado tanto como podrían haberlo hecho. Ahora el impacto es escaso. Pero si echamos la vista atrás, la operadora que preside José María Álvarez-Pallete es una de las compañías españolas que más ha perdido con las sucesivas devaluaciones. En 2015, la empresa ya reconocía una factura de más de 7.500 millones de euros en sus cuentas por las sucesivas devaluaciones, que siguió creciendo con el hundimiento del bolívar.


Las finanzas...

También tiene una importante presencia el BBVA, que tiene una filial en el país llamada BBVA Provincial desde 1998. Actualmente el valor de libros de la filial venezolana es solo de 0,1 millones de euros. La nueva directiva del banco, con Carlos Torres a la cabeza no se han pronunciado sobre la situación de Venezuela, algo que, sin embargo, si hacía hace ahora un año el expresidente Francisco González. “Venezuela es una tragedia para mí personalmente porque yo ese país lo conozco hace 21 años”-confesaba. “He visto como se ha ido degradando y vulnerando las normas jurídicas más básicas. No queremos irnos, pero la filial desde luego está aislada del balance del banco, no representa nada. El valor del banco está ya cargado contra capital, de manera que si un día tuviéramos que deshacernos del banco por cualquier motivo, desde el punto de vista de balance ya estará hecho el asiento de solvencia. Confío en que algo va a pasar, Venezuela no es Cuba y es un país muy rico y si se descarrila va a tener un gran impacto en el mundo occidental. Espero que el señor Maduro y los políticos  venezolanos encuentren un camino de diálogo con la oposición y que haya unas elecciones libres y democráticas y que gane el mejor”.

También tiene una importante presencia Mapfre. Su presidente, Antonio Huertas, otro de los pocos que preguntado por los periodistas ha hablado claro, afirmaba hace solo unos días que la aseguradora respetará en Venezuela la legislación vigente. "Estamos y estaremos en el país", añadió. Pero lo cierto es que desde 2016 el valor del negocio de Mapfre en Venezuela se ha reducido en 94%. Según el informe de resultados de 2018 de la compañía, el patrimonio neto de Mapfre en Venezuela equivale actualmente a 3,5 millones de euros. Un desplome muy significativo vinculado al efecto “hiperinflacionario” del país, según subraya Mapfre.Esta cifra patrimonial está muy lejos de los 55,9 millones de euros que valía la filial de Mapfre en Venezuela hace dos años. En 2017 dicho patrimonio también experimentó un descenso importante. De 55,9 millones de euros a 38,2 millones de euros. No obstante, el desplome más significativo lo vivió este último año. Cabe recordar que Venezuela cerró 2018 con una inflación de 1.000.000%.


...Y el turismo
Por lo que respecta a las empresas turísticas, un sector muy perjudicado por la inestabilidad política del país, hay que destacar que Meliá tiene un establecimiento en la capital, el Gran Meliá Caracas, y el grupo Hesperia Hotels &Resorts, tiene cinco en todo el país. Además, tanto Iberia como Air Europa operan vuelos, tres la primera y cuatro la segunda. Los pilotos de Air Europa han pedido a la compañía alternativas a los actuales "vuelos con pernocta" en Caracas ante la escalada de violencia que se está registrando en las principales ciudades del país sudamericano. Así lo ha informado el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla).

De más de 20.000 millones de inversión a poco más de 1.000 en tres años

Con Hugo Chávez, ahora con Nicolás Maduro, y si llega, con Juan Guaidó. La inversión española en Venezuela es terca y se ha mantenido en el país pese a lasincertidumbres políticas, las devaluaciones del bolívar, la hiperinflación y la caída vertiginosa del PIB.  Eso si, no ha dejado de caer.

Ahora mismo la inversión de las empresas españolas en Venezuela es de unos 1.381 millones de euros una cifra muy inferior la registrada en 2015, que ascendió a 21.313 millones de euros. Según el Instituto Español de Comercio Exterior

(Icex), esta notable disminución no supone realmente un cambio drástico en las inversiones españolas –aunque en 2016 las desinversión real fue de 300 millones– sino que se explica “por el cambio de criterio para el cálculo del tipo de cambio y por las variaciones en el  patrimonio neto de las sociedades invertidas derivadas de la devaluación en el tipo de cambio”. De acuerdo con cifras actualizadas, el stock de inversión ha disminuido de los 5.740 millones registrados en 2013, a 1.732 millones en 2014, 1.388 millones en 2015 y 1.381 millones en 2016.

Segñun los datos del ICEX, Telefónica, a través su sociedad Latin America Cellular Holdings, del total de la inversión en Venezuela de empresas españolas representa un 34,35%, según los datos del Icex, un 22.23% le corresponde a Repsol Exploración y, del resto de empresas españolas, con una participación entre el 2% y el 6%, destacan Liberty Seguros, Bayer Hispania, Banesco Holdings, BBVA, Mapfre y Sol Meliá.

 

 

 

 

 

-

-

-