Index Politica Entrevista Camps Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1280. 8 de febrero de 2019

- - --

Entrevista / Javier Espada

Óscar Camps, director de Proactiva Open Arms

“Ni el Gobierno ni la UE tienen interés en solucionar el problema”

El fundador y director de la ONG Proactiva Open Arms, Óscar Camps (1963), se ha puesto en pie de guerra contra el Gobierno de Pedro Sánchez después de que la Capitanía Marítima, dependiente del Ministerio de Fomento, denegara el permiso a su barco para zarpar del Puerto de Barcelona a rescatar refugiados a la deriva en alta mar. Desde la puesta en marcha de su proyecto, la ONG ha rescatado a más de 59.000 personas de las fauces del Mediterráneo y no descarta poner otro barco en el mar para continuar salvando las vidas que se pierden diariamente a las puertas del continente europeo.


 “El ministro Marlaska no tiene conocimiento de lo que hacemos” “Invito a los políticos a subir a bordo de nuestro barco porque su discurso cambiaría”

El Open Arms continúa bloqueado en el puerto de Barcelona. En su comparecencia en sede parlamentaria de la semana pasada el ministro de Fomento se apoyó en los cierres de los puertos de Italia y Malta y en la negativa a desembarcar a los migrantes en Libia para avalar esta decisión. ¿Qué le parece esta justificación?
Todo esto forma parte de una decisión política. Estos días hemos comprobado que Italia ha abierto el puerto de Catania al See Watch 3. En cuanto a Libia, es un Estado descompuesto. La UE reconoce una de las tres facciones que se ha autoproclamado en un gobierno legítimo y les dan barcos y les obligan a utilizar estos barcos para perseguir a las embarcaciones que salen de Libia, abordarlos y devolverlos al infierno de este país contra su voluntad, incumpliendo con los derechos humanos. Allí se vulnera absolutamente todo. Estamos pagando a un país para que retengan a todas estas personas vulnerando absolutamente todos sus derechos. Pero esto a Europa no le importa.

La Capitanía Marítima les deniega el permiso para zarpar por no cumplir con “los procedimientos relativos a las operaciones de salvamento reguladas por la normativa internacional”. ¿Por qué no cumplen estos requisitos?
Este barco está inscrito como barco de vigilancia y rescate y cumple con toda la normativa que tiene que cumplir. Así ha sido siempre y no ha tenido ningún tipo de problema en estos dos últimos años. Cuando rescatas no rescatas pasajeros, rescatas náufragos. Lo que no se puede es exigir a un barco de vigilancia que cumpla la normativa de pasaje porque no es un barco de pasajeros.

El ministro de Interior, Grande-Marlaska, dijo en La Sexta, en referencia a Open Arms, que “un rescate no es ir a buscar gente a las orillas de un país para traerlas a otro”. ¿Qué opinión le merecen estas declaraciones?
El ministro Marlaska no tiene conocimiento de lo que hacemos. Creo que tenía un discurso aprendido. El rescate en sí no es una misión. La misión es la de vigilancia y protección por presencia. El rescate es una obligación que tiene todo buque que se encuentre en esa situación. Además habló de las 50.000 personas rescatadas por Salvamento Marítimo Español, pero omite que nosotros hemos rescatado 60.000 y no somos un estamento del gobierno, somos una pequeña organización con un barco donado y con dinero de las redes sociales. Si nosotros hemos podido rescatar en el mar este número de personas, alguna experiencia tendremos sobre lo que hacemos. Todo su discurso es completamente increíble. Nunca entramos en aguas de ningún país, siempre estamos navegando en aguas internacionales. Supongo que forma parte de su discurso para confundir a la gente y de la gran mentira del Estado.

La Organización Internacional para las Migraciones ha cifrado en más de 200 el número de personas fallecidas en el Mediterráneo en el tiempo que el barco lleva bloqueado.
En los últimos eneros de los últimos tres años el promedio de muertos era de ocho al día. Ya sabemos lo que ocurre en invierno en el Mediterráneo central. Los naufragios abundan. De la misma manera que España y Marlaska están silenciado los rescates en el sur de España, en el Mediterráneo también se silencian los desembarcos en Italia, en Malta y en Lampedusa. Los medios de comunicación tampoco lo publican. Se está haciendo un uso inadecuado de la información. Se está tergiversando la información y se está utilizando solamente para defender un discurso bastante fascista que asume que intentar salvar vidas trae más muertes.


La decisión del Gobierno ha sido celebrada por el ministro de Interior de Italia, Matteo Salvini. ¿Le sorprende?
No me sorprende. Italia dice que cierra sus puertos y España hace lo mismo. Es absolutamente ilegal que un barco europeo no pueda entrar en un puerto europeo cuando hay libre tránsito de mercancías y de personas. Es completamente irregular. Y además es absurdo porque tendrían que bloquear a todos los barcos que crucen el Mediterráneo.


¿Qué va a hacer Open Arms a partir de ahora?
Nosotros tendremos que recurrir a la vía judicial y denunciar lo que creamos oportuno para defender nuestra posición y plantar cara a esta injusticia. No descartamos poner otro barco en el mar porque tenemos un barco cautivo.

Durante el año pasado, Salvamento Marítimo Español rescató a 50.000 personas en alta mar. ¿Cree en la voluntad del Gobierno de acoger migrantes o piensa que son sólo gestos?
Es campaña electoral pura y dura. Ni el Gobierno ni la UE tienen interés en solucionar el problema. Lo único que están haciendo es silenciarlo para que no sea utilizado por la oposición y para no perder votos. Es más fácil acusar a las ONGs que a los gobiernos de su praxis.

¿Tiene Europa suficientes medios para solucionar este problema?
Para Europa esto no es un problema. El problema que tiene Europa es la gestión del petróleo de Libia, cómo negociar los recursos que sigue obteniendo de África, el expolio, mantener los lobbies y poco más. De este tema, Europa se ha preocupado muy poco. En este problema, la UE la componen Italia, Grecia y España, por lo que si los migrantes no vienen por Grecia y por Italia, evidentemente tendrán que entrar por España. Así es que esto es lo que hay. Tenemos que aceptar que somos la frontera sur europea y que este problema lo vamos a tener.

¿Debería Europa presionar a Italia y Malta para que abran sus puertos?
Hay que denunciar en el Tribunal del Mar de Hamburgo el incumplimiento de la legalidad y los acuerdos internacionales. ¿No está tan de moda usar la legalidad y la normativa? Si la administración española reconoce por escrito que Italia y Malta están incumpliendo con acuerdos internacionales y no lo denuncia, hay cierta connivencia. Yo lo encuentro un poco cobarde. Están optando por las mismas técnicas. Unos cierran puertos y los otros cierran barcos dentro de los puertos que es exactamente lo mismo.

¿Qué papel está jugando la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) en este desastre humanitario?
Justificar los 450 millones de euros anuales que nos cuesta. Ese es su papel que le debe ser difícil porque no se les ve. Nosotros no les vemos, dejamos de verlos en el 2017 rescatando personas, justo antes de las elecciones en Italia. Todo lo que está ocurriendo ahora no es más que una puesta en escena de unas decisiones tomadas en 2015. Se están organizando campañas para generar una corriente de opinión favorable hacia la decisión política de la inacción deliberada en el medio del mar.

La muerte del niño sirio Aylan en una playa de Turquía fue el detonante para que usted se desplazara por primera vez a Lesbos para salvar vidas ¿Por qué?
Por la indignación que nos suponía. Llevábamos meses sabiendo lo que estaba ocurriendo y éramos conscientes de que se estaba haciendo muy poco o nada. Nos dimos cuenta de que Europa retrocedía. Si los derechos humanos se vulneran en tierra, imagínate lo que se puede hacer en aguas internacionales que son aguas de todos o de nadie y en las que no hay testigos.

 Proactiva Open Arms ha salvado ya más de 59.000 vidas. ¿Cree que su trabajo ha sido reconocido?
No lo necesitamos. Estamos más que satisfechos de haber salvado una sola vida. No necesitamos ningún reconocimiento, lo que necesitamos es gasoil para el barco. Sacar a una persona del agua cuando la muerte estaba asegurada reconforta mucho. En su mirada está el reconocimiento. Cargas pilas para rato. Yo invito a los políticos a subir a bordo de nuestro barco porque su discurso cambiaría radicalmente. No es lo mismo estar allí que estar en un despacho.

 

-

-

-