Tribuna / Idoia Villanueva Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1283. 1  de marzo de 2019

- - --





Tribuna / Idoia Villanueva

América Latina, ante la segunda oleada del cambio


Puede que, con la victoria de López Obrador en un momento de retroceso general de las fuerzas progresistas en el continente, sea la hora de México

Suenan tambores de guerra en el Caribe. Desde el pasado 23 de enero, cuando Guaidó se autoproclamó presidente interino de Venezuela con el beneplácito de Donald Trump y de los principales países europeos, la situación política ha elevado los decibelios de la confrontación en el continente latinoamericano.

Puede que estemos asistiendo a los capítulos finales de lo que fue la alternativa populista a las décadas perdidas del neoliberalismo. Venezuela y la victoria de Chávez en 1999 inauguró un nuevo tiempo de progreso, derechos e igualdad en el conjunto del continente. Después de Chávez, vinieron Kirchner, Evo Morales, Rafael Correa o Mújica, con el Brasil de Lula basculando el conjunto de equilibrios regionales hacia la reconstrucción de una integración progresista del continente. Pocos dudan hoy de los increíbles avances que implicaron estos gobiernos progresistas.

Durante más de 10 años, del 2000 al 2010, Bolivia, Ecuador, Venezuela o Argentina salieron del atolladero y la miseria masiva provocada por gobiernos al servicio de las oligarquías. Millones de personas excluidas fueron reincorporadas al sistema productivo y accedieron incluso a la nueva clase media que emergió durante esa década. Fue la primera oleada del cambio del siglo XXI. Una etapa de esperanza para los pueblos latinoamericanos que vieron nacer multitud de estructuras supranacionales como el ALBA, UNASUR o CELAC que permitieron por primera vez una cooperación virtuosa entre los distintos países que configuran la región de América Latina.

A partir del 2010, los éxitos logrados no pudieron mantenerse. Errores propios pero también injerencias extranjeras y el contexto de crisis mundial (tanto de los precios del crudo como del sistema financiero internacional) sumieron a la mayoría de estos países en unas crisis de las que todavía hoy no se han podido levantar. Empezó el declive y a partir de 2016, una derecha agresiva y reorganizada pudo hacerse con el poder en Argentina de la mano de Macri, en Brasil con el ultra Bolsonaro y en Ecuador con Lenin Moreno y su nueva alianza con los poderes económicos y la persecución contra Correa y su legado.

La correlación de fuerzas ha cambiado en el continente. Y es aquí, en el ocaso de los antiguos gobiernos progresistas que han sido incapaces de consolidar los avances, donde ha emergido una nueva alternativa. La victoria de Obrador en México abre la puerta a una segunda oleada del cambio. Tanto Obrador en México y Petro en Colombia (que estuvo a punto de hacerse con la victoria en 2018) parece que están por aventurar una nueva vía para extender y renovar desde nuevas posiciones las políticas progresistas en el continente.

México nunca ha mirado a América Latina ni se ha preocupado por la construcción de un espacio de integración regional. Su vecindad con Estados Unidos siempre lo ha hecho mirar hacia el Norte y no tanto a su Sur. Sin embargo, puede que en un momento de retroceso general de las fuerzas progresistas en el continente sea la hora de México. Aprendiendo de los errores pasados y lanzando nuevas iniciativas que puedan reequilibrar una correlación de fuerzas extremadamente desigual en esta época de avance de la reacción en el conjunto del mundo.

El tiempo dirá. Ahora mismo, el mundo atraviesa una etapa profundamente convulsa en la que están emergiendo los monstruos. Tendremos que rearmarnos para poder hacer frente a las enormes amenazas que tenemos por delante. Y asumir los retos del siglo: el reto de la paz, el reto de la desigualdad creciente y, por último, el reto del cambio climático.

Firma

Senadora por Navarra, es portavoz de Internacional de Unidos Podemos en la Cámara Alta y secretaria de Coordinación Ejecutiva de Podemos. Ingeniera informática y Máster en Dirección y Administración de Empresas en la Era del Conocimiento. Experta en la gestión y desarrollo de proyectos tecnológicos internacionales de innovación.

-

-

-