Tribuna / Miguel Ángel Aguilar Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1285. 15  de marzo de 2019

- - --

 

 

Tribuna / Miguel Ángel Aguilar

La política del resentimiento

EUROPA PRESS

En opinión del ministro Borrell, encierra una gran peligrosidad enviar a los electores el mensaje de que la única opción del PSOE sería gobernar bajo la dependencia de los separatistas mientras que la derecha sólo podría hacerlo en alianza con la extrema derecha

El ministro Josep Borrell acaba de advertir en unas breves declaraciones recogidas por el Financial Times sobre la importancia existencial de las elecciones generales del 28 de abril y ha subrayado cómo nuestra democracia está siendo minada por una cultura del insulto y la incitación a la que se han afiliado en particular los partidos más a la derecha y los separatistas, que se retroalimentan unos a otros en una espiral degenerativa. En esa línea de análisis un buen amigo periodista entrevistado en el diario vallisoletano El Norte de Castilla dictaminaba que Vox, el nuevo partido de ultraderecha, es la primera aportación de los separatistas catalanes a la vida española. Recuperaba la memoria del poeta Pedro Salinas en su libro La voz a ti debida donde dice a su amada “quiero sacar de ti tu mejor tú”para sentenciar que, a la inversa, los puigdemonistas y afines asimilables están sacando de cada uno lo peor de sí mismos.

Borrell da cuenta del cambio de tono utilizado por Madrid en la disputa con los separatistas con el intento de rebajar la inflamación, pero señala la imposibilidad de resolver problemas imaginarios de quienes viven en un mundo virtual y lanzan demandas inviables en el marco de la Constitución. En opinión del ministro, encierra una gran peligrosidad enviar a los electores el mensaje de que la única opción del PSOE sería gobernar bajo la dependencia de los separatistas mientras que la derecha sólo podría hacerlo en alianza con la extrema derecha. Plantear esta alternativa equivale a una invitación hacia una extrema inestabilidad y quienes la alientan dañan al país de todos.

Momento para atender algunos de los análisis y reflexiones de Francis Fukuyama en su libro Identidad: la demanda de dignidad y las políticas de resentimiento (Ediciones Deusto. Barcelona, 2019). Para nuestro autor la política del siglo XX se organizaba conforme a un espectro que iba de izquierda a derecha atendiendo a los problemas económicos: la izquierda quería más igualdad y la derecha exigía mayor libertad. Pero como queda probado en tantas otras ocasiones, el factor económico se averigua incapaz de explicarlo todo y la izquierda ha derivado hacia la promoción de intereses de una variedad de grupos marginados: negros, inmigrantes, mujeres, hispanos, comunidad LGTB, refugiados y demás. Mientras que la derecha se ha desplazado para sintonizar con los patriotas que se sienten angustiados por el vértigo de la extinción y reaccionan defendiendo a ultranza la identidad nacional cimentada de modo más o menos explícito en el origen étnico o la religión. Es el fenómeno descrito por Michael Ignatieff en su libro Sangre y pertenencia, donde da cuenta del “narcisismo de las pequeñas diferencias”y de su propensión a la escalada térmica.

Un segundo punto de inflexión que Fukuyama precisa sirve para esclarecer cómo más allá de la importancia de los intereses materiales, el ser humano está motivado por otros estímulos y por ahí nos lleva al encuentro con la que denomina política del resentimiento. En su opinión, el origen es un líder político que moviliza a sus seguidores en torno a la percepción de que la dignidad del grupo ha sido ofendida, desprestigiada o ignorada. Esa percepción contagiada engendra un resentimiento con la exigencia de obtener una reparación pública de la humillación cuya huella emocional con nada se calma. Continuará.

Firma

Periodista y secretario general de la Sección Española de la Asociación de Periodistas Europeos. Licenciado en Ciencias Físicas y graduado en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, fue director de Diario 16, la agencia EFE, el periódico El Sol y presentador de los informativos de fin de semana y del Informativo diario Entre Hoy y Mañana en  la madrugada de Telecinco. En la actualidad es columnista en varios medios y colabora en distintos programas de radio y televisión. Ha escrito varios libros, entre ellos, Las últimas Cortes del franquismo; El golpe, anatomía y claves del asalto al Congreso, y España contra pronóstico (Ed. Aguilar).

-

-

-