Entrevista / Joaquín Goyache Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1289. 12  de abril   de 2019

- - --

Entrevista / Javier Espada

Joaquín Goyache, nuevo rector de la Universidad Complutense

“La universidad pública está infrafinanciada”

A Joaquín Goyache (Pamplona, 1962) todavía le cuesta asimilar la inesperada victoria que le ha convertido en rector de la mayor universidad presencial de España. Pasea por la Facultad de Veterinaria de la Complutense recibiendo sonriente el cariño y las felicitaciones de estudiantes, profesores e investigadores, y confiesa que aún no ha podido contestar a todos los mensajes que le han llegado estos días. Este desconocido catedrático de Veterinaria protagonizó una auténtica sorpresa el pasado 3 de abril al imponerse con un 50,4% de los votos al hasta ahora rector, Carlos Andradas, en unas elecciones muy ajustadas que le convirtieron en nuevo rector de la Universidad Complutense.

Fotos: ALEX PUYOL

“Tenemos que entendernos con la Comunidad de Madrid, salga del color que salga el 26-M”    “Será una prioridad mantener a los estudiantes que no puedan seguir por cuestiones económicas”

Se ha proclamado rector con un resultado muy ajustado y con tensión hasta el final por las irregularidades que se detectaron en dos mesas electorales. ¿Cómo vivió aquellos momentos?
Fueron unos momentos de incertidumbre. No sabía que unas elecciones pudieran ser cómo se describen en las películas. Fue una jornada muy intensa y a la vez bonita. Era previsible que fuera reñido. Sabíamos, que si ganaba (Andradas) no iba a hacerlo por mucho. Pero fue una sorpresa que ganara una candidatura muy nueva y con propuestas diferentes.

Se ha impuesto entre los estudiantes y el Personal de Administración y Servicios (PAS) y se ha quedado a muy pocos votos de Andradas entre los profesores con vinculación permanente. ¿Qué sector cree que le ha dado la victoria?
Quizá la clave de la victoria está en haber llegado bien al escaso número de votantes de estudiantes. Nuestro mensaje con una campaña un poco más moderna y diferente caló en los estudiantes porque empezamos a trabajar por la base. Y el PAS también fue fundamental. Pero es verdad que el voto de los estudiantes decantó las elecciones.

La participación electoral de los estudiantes ha disminuido si lo comparamos con la de las últimas elecciones, que ya fue muy escasa. ¿Por qué no conectan con ellos?
Muy a nuestro pesar, hemos logrado que los estudiantes pasen por las universidades exclusivamente para conseguir un título. No les damos los incentivos para que participen y se involucren en la gobernanza y en la vida de la universidad y eso es un error y tiene que cambiar. Una de las primeras acciones que queremos hacer es intentar lograr que los estudiantes se involucren mucho más en la vida universitaria. Deberíamos lograr que dentro de cuatro años los estudiantes participaran en un porcentaje muchísimo más amplio y eso creo que se puede conseguir.

¿Se va a comprometer a que ningún estudiante abandone sus estudios por cuestiones económicas?
Sí, sin duda. Tenemos un programa de becas bastante ambicioso que vamos a mantener, y si la situación económica lo permite, vamos a potenciar. Tanto en doctorado, como grado, como en máster, debe ser una prioridad mantener a todos aquellos estudiantes de nuestra universidad que no puedan seguir estudiando por cuestiones meramente económicas. Esto es una universidad pública, por lo tanto, tenemos que hacer que nuestros estudiantes puedan acceder a sus estudios de forma justa y las cuestiones económicas no pueden ser una traba. Para eso, también lucharemos con la Comunidad de Madrid para que bajen los precios de las tasas.

Uno de los principales puntos débiles del mandato de Carlos Andradas fue la reestructuración de los departamentos. ¿Va a cambiar algo al respecto?
No se puede revertir al origen porque había departamentos que no cumplían nuestra propia normativa. Lo que vamos a hacer es analizar qué ha supuesto esta reestructuración que se ha hecho en contra del reglamento que define las estructuras de nuestra universidad. Por lo tanto, ha sido irregular. Vamos a crear una comisión de trabajo que analice los resultados de esta fusión y aquellas fusiones que no sean operativas podrán revertirse. Es decir, vamos a proceder a arreglar lo que no funciona.

Uno de los grandes retos de su mandato es acometer el rejuvenecimiento de la plantilla. ¿Cómo lo va a conseguir?
Lo que no podemos hacer es andar siempre poniendo parches a las cosas. Por lo tanto, tenemos que meditar qué queremos y cuál es la estrategia de futuro de esta universidad para establecer un documento de plantilla y a partir de ahí, ir rejuveneciendo la plantilla manera estructurada.

¿Cómo va a luchar contra la creciente precarización de los empleos del personal de administración y servicios y del personal docente investigador?
Vamos a estabilizar la plantilla y garantizar la carrera investigadora y docente de nuestros compañeros. En el PAS, vamos a intentar proceder a un proceso de estabilización pactado con las fuerzas sindicales en un par de años o dos años y medio.

Durante la campaña ha criticado la falta de transparencia de la universidad, especialmente en temas económicos. ¿Qué herencia económica espera recibir?
Espero que sea buena. Somos una institución pública y entiendo que va a ser buena. Ya se dejó la deuda financiada a un interés bajo, por lo que esperamos encontrarnos una universidad saneada. Si no fuera así, actuaremos de otra forma y veremos a qué dedicamos los esfuerzos. Vamos a hacer una auditoría para ver dónde están las fortalezas y debilidades y para emplear el dinero público de una manera eficiente y adecuada. La universidad pública madrileña está infrafinanciada, por lo tanto, haremos grandes esfuerzos de inversión.

“No hay un exceso de universitarios, lo que deberíamos repensar es el exceso de universidades que hay” 

 

¿Será la Complutense más transparente durante su mandato?
Sí, sin duda. El portal de transparencia no se ha desarrollado adecuadamente, y eso va a cambiar absolutamente. La transparencia no es sólo colgar documentos en PDF en la web, es hacer transparencia de verdad y es una obligación que tenemos que acometer y vamos a ser mucho más transparentes y accesibles.

En los últimos años la Comunidad de Madrid ha recortado las subvenciones públicas que concede a la Universidad. ¿Va a plantar cara a estos recortes?
Por supuesto. Independientemente del gobierno que salga en las elecciones autonómicas el próximo 26 de mayo, tenemos que entendernos con la Comunidad de Madrid salga el color que salga. Vamos a ser insistentes en reclamar los derechos que tiene esta universidad y no lo vamos a hacer mendigando, lo vamos a hacer convenciendo de la riqueza que supone el tener una universidad potente, bien dotada y bien financiada. Vamos a ser muy leales con la institución, pero a la vez demandantes y exigentes. La Universidad Complutense no cuesta dinero, es una fuente de riqueza absoluta y eso lo tienen que comprender.

Recientemente, la Comunidad ha aprobado tres universidades privadas. ¿Va a luchar porque esto no se repita en el futuro?
Soy un defensor máximo de la universidad pública. No tengo nada en contra de la iniciativa privada, de lo que estoy en contra es del mapa de universidades que se están estableciendo en esta comunidad autónoma. Hay demasiadas universidades, lo que va a conducir a una competencia por el alumnado. Esto va a llevar a que las universidades se dediquen a una mera expedición de títulos y eso no me parece lógico. Lo que necesitamos son universidades públicas de calidad, para eso estamos los rectores de las universidades públicas.

El ex ministro de Educación, Méndez de Vigo, manifestó que “hay demasiados universitarios en España”. ¿Está de acuerdo?
Por supuesto que no. Aunque es cierto que hay una “titulitis” universitaria. Estamos logrando que haya en algunos nichos quizá un exceso de titulados. Pero esto se agrava teniendo tantas universidades privadas. Entiendo que la educación es una cuestión de Estado y creo que debería existir una estructura y coordinación centralizada. Por ejemplo, no es lógico que España produzca más veterinarios que Alemania y Francia juntos. Habría que replantearse si sería mejor tener menos facultades y mucho más potentes. Pero eso no quiere decir que haya un exceso de universitarios, lo que deberíamos repensar es el exceso de universidades que hay.

¿Qué va a hacer para luchar en materia de igualdad? ¿Se implantará un grado en feminismo?
Está en nuestros planes. Hemos detectado que en esta universidad se enseña poco en cuestiones de género. Deberíamos tratar de incluir asignaturas dentro de los grados sobre cuestiones de género. No será fácil porque encontrar un hueco es complicado, pero sería importante.

Las capillas de la Universidad han sido en muchas ocasiones motivo de polémica. ¿Tiene intención de cerrarlas?
Nosotros optamos por mantener la libertad de los centros. Es verdad que esta universidad es laica y aconfesional por definición, pero sería malo empezar imponiendo cosas. Siempre hemos hablado de libertad en las facultades y si una facultad quiere mantener su capilla se mantendrá y si quiere cerrarla, se cerrará. Lo que no vamos a hacer es abrir capillas nuevas.

¿Nos encontraremos alguna sorpresa en el nombramiento de su equipo? Teniendo en cuenta el resultado, ¿habrá integración?
Puede haber integración. Es verdad que el equipo actual está amortizado, pero contamos con personas que han apoyado a la candidatura. Somos universitarios y nuestra propuesta es absolutamente transversal y tenemos que demostrarlo. No vamos a ser sectarios y no podemos eliminar a una grandísima parte de la universidad que ha apoyado al profesor Andradas. En cualquier caso, vamos a trabajar para todos.