Tema de Portada de El Nuevo Lunes Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1293. 10 de mayo de 2019

- - --

Tema de Portada de El Nuevo Lunes / Nuria Díaz

La macrocausa se acerca a su recta final convertida en un cruce de acusaciones entre Rato, Guindos y MAFO, de una parte, y FG y Fainé, de otra

Bankia: seis meses del juicio del año

Bankia, el juicio del año con permiso del del procés, está a punto de cumplir seis meses en la Audiencia Nacional  y enfila su recta final. Todas las fuentes consultadas señalan que, a falta de escuchar a los peritos y las conclusiones preliminares de los más de 50 abogados que participan en la macrocausa, lo que ha quedado claro es que, al margen de las responsabilidades que finalmente se diriman, lo que tenían algunos de los actores principales era muchas cuentas pendientes. Rodrigo Rato con el ministro Luis de Guindos, y éste con el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordoñez, MAFO. Y al tiempo, los banqueros que se desligan de la salida de Rato, como Isidro Fainé, y los que, sin embargo, declaran haber exigido esa dimisión, como Francisco González.Y lo que queda.

      
De izqda.. a dcha., Rodrigo Rato, expresidente de Bankia; Luis de Guindos, exministro de Economía, y M. A. Fdez-Ordóñez, exgobernador del BdE. /
EUROPA PRESS

Es probable, señalan fuentes del sector, que finalmente, algunas acusaciones particulares acaben retirando la acusación a alguno de los encausados   Las cuitas no acaban en el trío Rato-Gindos-MAFO. El segundo grupo de acusaciones se ha dado en el propio seno del Banco de España entre la cúpula y los inspectores

26 de noviembre de 2018. Tras más de cinco años de instrucción, comienza el juicio en la sección cuarta de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, presidida por la juez Ángela Murillo, por las presuntas irregularidades en salida a Bolsa de Bankia. El objetivo: dilucidar si la operación fue un engaño basado en el maquillaje de las cuentas del banco, y por el que se captaron 3.000 millones de euros, la mayor parte de pequeños inversores. Un macrojuicio en el que se sentarán en el banquillo 31 personas, la propia entidad, su matriz BFA y la consultora Deloitte. Entre los acusados, varios ex directivos de la entidad como el ex presidente Rodrigo Rato, el ex vicepresidente, José Luis Olivas, el ex consejero delegado Francisco Verdú y el ex consejero José Manuel Norniella, únicas cuatro personas a las que acusa la Fiscalía. Para ellos la Fiscalia y la Abogacia del Estado, representada en el FROB, piden por presunta estafa a inversores desde cinco años para Rato a dos años y siete meses para Verdú, y una multa de 60.000 euros. El resto de los que han ido pasando por el banquillo –entre los que se encuentra Ángel Acebes, José Antonio Moral Santín, Estanislao Rodriguez Ponga o Ildefonso Sánchez Barcoj- lo están por las acusaciones populares.

Si en un principio, debido al número de acusados y la presencia de varias acusaciones populares con un elevado volumen de testimonios, declaraciones y pruebas, el tribunal fijó un calendario de casi 80 sesiones que podría alcanzar hasta el próximo mes de junio, ahora fuentes del sector estiman que se alargará más de lo previsto. José Baltasar Plaza Frías, director del Bufete Rosales, uno de los despachos que ejercen la acusación particular señala a este semanario que “puede que el juicio aún se alargue hasta pasado agosto, dado que, además de escuchar a los peritos, cuyo testimonio es fundamental y entre los que puede haber careos, también hemos de elevar nuestras conclusiones provisionales de manera oral  todos los abogados de la acusación y somos más de 50”.

Es también probable, señalan algunas fuentes del sector, que finalmente, y porque existen distintos  grados de responsabilidad, algunas acusaciones particulares acaben retirando la acusación a alguno de los 35 encausados, no desde luego a los nombres relevantes.

Y con el más relevante de todos, el ex presidente de la entidad Rodrigo Rato, empezaban los interrogatorios el pasado 8 de enero. Y con ellos, la batalla de acusaciones.

¿Quién movió la silla a Rato?

Si algo puede extraerse como conclusión, señala una fuente,  es que Rato tiene una cuenta pendiente con el ex ministro de Economía, Luis de Guindos y no tardó en ponerla sobre la mesa. En su declaración en enero, el ex presidente de Bankia aseguró que su dimisión al frente de la entidad, en mayo de 2012, "fue total responsabilidad de Luis de Guindos", mediante una "conspiración" orquestada por el Gobierno en colaboración con los principales competidores del banco, fundamentalmente González. Guindos no se calló. En marzo, y en su declaración como testigo realizada por videoconferencia desde Fráncfort, el ex ministro refutó esta versión y relató que hubo una reunión en su despacho un día antes de que Rato renunciara a su cargo, a la que asistieron tres competidores –los presidentes del Santander, BBVA y Caixabank–, pero negó que se hubiera hablado de la dimisión. Y como no hay dos sin tres, tras De Guindos declaró, también como testigo, el ex presidente del BBVA, Francisco González, que asimismo contradijo la versión del actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), y aseguró que él mismo le pidió personalmente a Rato que dimitiera.
Rato cargó contra Guindos  pero también contra el que fuera gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez, MAFO, porque aseguró que la fusión de las siete cajas que dio lugar al grupo BFA-Bankia se acometió por petición del Banco de España, que le dictó los pasos que debía dar y “no dejó muchas opciones”, y el ex vicepresidente Olivas lo ratificó diciendo que se opuso a la integración de Bancaja en el SIP, pero que Fernández Ordóñez insistió e “hizo las gestiones oportunas para que el consejo aprobara la decisión por unanimidad”. El ex presidente de Bankia también aseguró que la salida a Bolsa del banco fue una decisión legal de la que era partidario el supervisor, que además “no puso ningún reparo” a las cuentas formuladas en 2011.

Y MAFO, el 25 de marzo, se defendió. Insistió en que la decisión de salir a Bolsa la tomaron los administradores de Bankia, de la misma forma que fueron estos gestores los que decidieron fusionar siete cajas para crear el gigante bancario. Ha explicado que Bankia tenía tres opciones para conseguir los niveles de capital que se le pedían en 2011: podía salir a Bolsa, buscar inversores externos o pedir ayudas al FROB y nacionalizar. El ex gobernador ha querido dejar claro que, a diferencia de lo que dicen los miembros de la antigua cúpula de Bankia, el Banco de España no les forzó a decantarse por la primera opción.

Las cuitas no acaban en el trío Rato-Gindos-MAFO. El segundo grupo de acusaciones se ha dado en el propio seno del Banco de España entre la cúpula y los inspectores. “Bankia nació corta de provisiones y la salida a bolsa fue precipitada y un error. Con estas palabras, el inspector del Banco de España, José Antonio Casasús, ha dado su visión de la creación y caída de Bankia durante su declaración como testigo en el juicio de la Audiencia Nacional. "Caja Madrid y Bancaja tenían 16.000 millones de saneamientos no reconocidos" en 2010, durante la fusión que dio origen a Bankia. Y ha lanzado otros dos grandes mensajes: se sabía que el grupo "era inviable" desde abril de 2011, tres meses antes de la salida a bolsa; y Deloitte avisó de que había problemas con las cuentas de Bankia y BFA. Casasus es autor de los correos que provocó la imputación de la cúpula del banco en 2012 por el juez instructor Fernando Andreu y que MAFO ha señalado en varias ocasiones no haber visto.

Banqueros contra banqueros

El tercer grupo de acusaciones se da entre los propios bancos de la competencia. El motivo de la desavenencia: Guindos, Fainé y Botín afirman que no se pidió la dimisión de Rato, pero éste  y Francisco González dicen que sí.
La pasada semana se producía uno  de los testimonios más esperados, el de Isidro Fainé. El actual presidente de la Fundación La Caixa, desmintió lo declarado por Francisco González hace unos días  y también ha desmentido a otro de los testigos que le han precedido, el entonces subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, que declaró que no había pedido a ningún banco que acudiera a la salida a Bolsa de Bankia. Fainé ha dicho que el propio Aríztegui  le llamó por teléfono para animarle a que invirtiera en la operación. Todos estos encuentros tuvieron lugar a puerta cerrada los primeros días de mayo de 2012  entre Luis de Guindos, Rodrigo Rato, Emilio Botín (Banco Santander), Francisco González (BBVA) e Isidro Fainé (Caixa).

Según Jesús María Ruiz de Arriaga, director general y propietario de Arriaga Asociados, bufete que decidió no acudir a la vía penal y si litigar por la civil para, asegura, recuperar el dinero de los inversores, “el juicio ha puesto de relevancia que nada pudo suceder sin la colaboración de todas las partes. Si no, no se explica que el banco pasara de tener beneficios a estar en quiebra y el valor de las acciones estar casi en cero en cuestión de meses y que nadie lo advirtiera, ni el auditor, ni el Banco de España… Todos miraron hacia otro lado”.

31 acusados, Bankia, BFA, Deloitte, 80 testimonios... Y siete años desde que pisó el parqué

Siete años colea ya el caso Bankia. La entidad salió a Bolsa el 20 de julio de 2011 con Rato como presidente. Pocos meses después, en abril de 2012, el Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó de graves problemas en la entidad, lastrada por el ladrillo. Los auditores se negaron a firmar las cuentas de 2011 de Bankia y el Gobierno y el Banco de España hicieron un plan para la entidad que pasaba por la sustitución de Rato por José Ignacio Goirigolzarri, quien reformuló las cuentas: de dar unos beneficios de 300 millones se pasó a pérdidas de más de 3.000 millones. Tras pedir una inyección de 19.000 millones de euros, España pidió el rescate de la banca con dinero europeo. En total se inyectaron 22.424 millones en el grupo BFA-Bankia.

Las presuntas irregularidades en el proceso de la salida a bolsa de la entidad es lo que se juzga. Por el banquillo ha pasado la flor y nata del sistema financiero. Hasta la drectora gerente del FMI, Christine Lagarde, se espera que testifique en breve por cuestionario..

 

-

-

-