Opinion / Berzosa Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1296. 31 de mayo de 2019

- - --

 

 

La Economía desde mi Observatorio / Carlos Berzosa

Panorama tras la batalla electoral


EUROPA PRESS

El fenómeno Pedro Sánchez es digno de estudio: de desahuciado a posiblemente liderar la socialdemocracia europea. Esto sin duda es un respaldo a su política, basada en el diálogo y no en la confrontación y en el dar prioridad a las políticas sociales

El 26 de mayo votamos los españoles en edad de hacerlo en tres elecciones todas ellas muy importantes para la economía y el bienestar. A la luz de la participación queda claro que los españoles le damos la mayor importancia a las elecciones generales, y así es como yo también lo pienso, lo que, por otra parte, viene corroborado por la evolución de la realidad. Pero no por ello estas tres ocupan un lugar secundario, sino que tienen una gran relevancia en los diferentes niveles en los que se desenvuelve la sociedad, que van de lo local a lo global. De lo más cercano (ayuntamientos) a lo más lejano (UE).

El resumen que se puede hacer es  que hay un claro vencedor  en todas ellas que es el PSOE, sobre todo en las elecciones europeas. Dos derrotados, Unidas Podemos y Ciudadanos, y un partido en claro declive como el PP, aunque pueda convertir en victoria, que está por ver, lo que ha sido un fuerte descenso de los votos. A su vez Vox ha descendido en relación con las generales, lo que, por un lado, es una buena noticia, dentro de lo malo que es la irrupción de la extrema derecha en las instituciones. Los nuevos partidos no han salido triunfantes frente a los viejos.

 Si considero a Ciudadanos como derrotado es porque a pesar de su crecimiento no ha conseguido dar el sorpasso al PP, y no lo ha logrado en ninguna Comunidad Autónoma ni en ningún ayuntamiento importante. De manera que, salvo algún pacto que se pueda realizar, no va a liderar el gobierno ni de Comunidades ni ayuntamientos. Se queda como actor secundario.  Lo que considero como derrota es que no ha logrado ninguno de los objetivos que se ha propuesto: echar a Pedro Sánchez y convertirse en el líder de la derecha. No ha conseguido el sorpasso ni siquiera en estos momentos de debilidad del PP y en sitios como Madrid, ayuntamiento y comunidad, con dos candidatos tan mediocres como los del PP. La enseñanza que se puede extraer es que los partidos que se obsesionan con el sorpasso, como Izquierda Unida (IU), en tiempos de Anguita, con relación al PSOE, al igual que ahora Podemos y  Ciudadanos están abocados al fracaso a la hora de lograr este objetivo.

El fracaso mayor es el de Unidas Podemos, que coincide con el resurgimiento del PSOE. El fenómeno Pedro Sánchez es digno de estudio: de desahuciado a posiblemente liderar la socialdemocracia europea. Esto sin duda es un respaldo a su política, basada en el diálogo y no en la confrontación y en el dar prioridad a las políticas sociales. En pocos meses y con un bajo número de diputados ha logrado avanzar en cuestiones como la transición energética y en la recuperación del Estado del Bienestar. Esto lo ha conseguido gracias al apoyo de otros grupos parlamentarios en el que ha sido fundamental el de Unidos Podemos.

Hace cinco años, Podemos sorprendió, pues ninguna encuesta se los daba, con la obtención de cinco eurodiputados, mientas que IU logró seis, y lo que es la paradoja de la política aquí empezó el declive de IU  y la gran remontada de Podemos. Cinco años después parece que se ha acabado un ciclo de este partido. Pero Podemos no está muerto, sino que se encuentra en un ciclo descendente que le conduce a una crisis de envergadura que debe servir para la reflexión. Una reflexión que debe comenzar con la unión con IU que, lejos de sumar, no ha hecho otra cosa que restar. ¿Por qué la unidad ha conducido al descenso y no al ascenso? Luego Vista Alegre II, que se cerró mal. A partir de ahí las peleas internas y el abandono de la dirección de todos menos Pablo Iglesias de los fundadores de Podemos.
En suma, que el nuevo panorama electoral, aún pendiente en muchos casos de los pactos, puede suponer un retroceso en la batalla contra el cambio climático y la desigualdad si se imponen gobiernos de las  tres derechas, o bien avanzar si la izquierda, incluso con el apoyo de Ciudadanos, es la que gobierna mayoritariamente en comunidades y ayuntamientos.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

   

Firma

Catedrático Emérito de la Universidad Complutense  y presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense(1984-1998) y Rector de esta Universidad(2003-2011). A lo largo de su carrera docente ha impartido enseñanzas de Estructura Económica Mundial y Desarrollo Económico. Tiene numerosas publicaciones entre las que destacan los libros Los desafíos de la economía mundial en el siglo XXI (Nivola,2002) y los escritos conjuntamente con José Luis Sampedro Conciencia del subdesarrollo veinticinco años después (Taurus, 1996) y La Inflación (Al alcance de los ministros) (Debate, 2012).

-

-