Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1297. 7 de junio de 2019

- - --

Bruno estrada

 

Tribuna / Bruno Estrada

La reforma laboral no se toca

 

Ministra Calviño EconomíaEUROPA PRESS

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, apuesta por un “Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI”. Eso sí, manteniendo una regulación laboral decimonónica que ha fortalecido, hasta límites inimaginables hasta hace pocos años, el poder del empresario

La noche del 26 de mayo se celebraron los resultados de las municipales y autonómicas en varios cenáculos empresariales de cierta relevancia. El objeto de la celebración no era la estrecha victoria de la derecha en la Corte y Villa, y en la Comunidad de Madrid. No, era algo más profundo. Mientras se brindaba de forma reiterada se repetía la expresión: con estos resultados la reforma laboral no se toca.

Las dos rondas electorales en apenas un mes han dejado un escenario mucho más abierto del que se podía pensar inicialmente. Las elecciones municipales y autonómicas han introducido bastantes matices sobre los resultados de las generales.

Se producirán acuerdos entre PSOE y Unidas-Podemos en varias de ellas –Asturias, La Rioja, Comunidad Valenciana (con el concurso imprescindible de Compromís), Illes Balears–. Pero en otras comunidades autónomas –Aragón, Castilla y León, Murcia, Canarias y Madrid– que suman más de doce millones de españoles, y en importantes ayuntamientos, las mayorías de gobierno no están aún claramente definidas.

A estas alturas de las negociaciones para constituir gobiernos parece que en muchas de ellas se producirán acuerdos entre Partido Popular, Ciudadanos y Vox. Aunque no hay que descartar el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos en algunos lugares, como Castilla y León.

Si Ciudadanos llegara a gobernar junto con el PSOE en alguna comunidad autónoma es indudable que se incrementaría su capacidad de influir en algunas políticas en el gobierno de Pedro Sánchez, directamente o través de los líderes regionales del PSOE, sin necesidad de ser el socio preferente de gobierno. Parece evidente que, como decían algunos empresarios durante la noche electoral, esa influencia se utilizará principalmente en los ámbitos de las políticas económicas y laborales, siempre a favor de las tesis empresariales.

Asimismo, hay que contemplar que el hipotético acuerdo de PSOE y Ciudadanos en lugares como Castilla y León, podría tener un efecto demoledor para el poder local del Partido Popular. No hay que olvidar que muchos de sus alcaldes son del “partido de la Diputación”. Un escenario en la próxima legislatura de soterrada lucha cainita entre la derecha española pueblo a pueblo, ciudad a ciudad, supondría que el centro derecha español no tendría capacidad de ser una alternativa al gobierno de Pedro Sánchez durante un largo periodo de tiempo.

Un escenario en el que el PSOE llegará a acuerdos en unos sitios con Unidas-Podemos y en otros con Ciudadanos situaría al PSOE con una gran capacidad de influencia en la recomposición de su espacios a derecha y también a su izquierda.

El PSOE sacaría grandes réditos de esa situación pero en este escenario hipotético podría haber un claro perdedor: las trabajadoras y trabajadoras de este país. En este sentido resultan muy preocupantes las palabras recientemente expresadas por la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, apostando por un “Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI”. Eso sí, manteniendo una regulación laboral decimonónica que ha fortalecido, hasta límites inimaginables hasta hace pocos años, el poder del empresario.

También hay que recordar que en la anterior legislatura el gobierno socialista no quiso aprobar por Decreto-Ley el acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Trabajo y CC OO y UGT sobre la modificación de aspectos sustanciales de las últimas reformas laborales, que suponían la corrección de los aspectos más lacerantes de las mismas.

No debemos olvidar que en relevantes círculos empresariales el 26 de mayo se brindó de forma reiterada, mientras se repetía la expresión: con estos resultados la reforma laboral no se toca.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

.

Sergi
Miquel

 

 

 

 

Firma:

Economista, adjunto a la Secretaría General de CC OO. Es director adjunto del Programa Modular de Relaciones Laborales de la UNED y miembro del Consejo Ciudadano de Podemos de la Ciudad de Madrid. Fue miembro fundador de Economistas Frente a la Crisis. Ha publicado diversos libros, el más reciente La Revolución Tranquila (Ed. Bomarzo). Autor de la obra de teatro Escuela Rota y productor de varios cortometrajes y películas con los que la productora Dexiderius ganó dos Goyas. 

-

-

-