Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1297. 7 de junio de 2019

- - --

Inmaculada Sánchez

 

El Acento / Inmaculada Sánchez

Jueces y golpes de Estado


El Juez MarchenaEn el Tribunal Supremo se ha escuchado esta semana, en una sala, la solemne acusación de la Fiscalía a los dirigentes del ‘procés’ de perpetrar un golpe de Estado y, en otra, un auto que apelaba a la condición de Franco como Jefe de Estado desde el mismo día en que lo nombraron los sublevados contra la legítima República.

Pocas veces habíamos estado tan pendientes de lo que dijeran autos y sentencias como en los últimos meses. Los periodistas de política hemos tenido que reciclarnos apresuradamente para entender la jerga de los juzgados y los buenos ‘plumillas’ de tribunales son hoy los más cotizados en las redacciones.

Nuestro más alto tribunal, el Supremo, está singularmente en los focos desde hace semanas debido al juicio contra los dirigentes del ‘procés’ y, también, porque su Sala Contencioso-Administrativa ha de resolver los recursos de la familia Franco contra la exhumación del dictador. Alto voltaje político entre togados.

Los tiempos judiciales, además, han querido que coincidan esta misma semana el alegato final de acusación de la Fiscalía contra los políticos catalanes y la decisión de la Sala sobre el recurso de los Franco. Y en ambos se ha apelado al orden constitucional y a la legitimidad garante de nuestra convivencia.

“Golpe de Estado” es, para la Fiscalía, sin ningún género de dudas, lo que llevaron a cabo los miembros del Govern procesados. Para los magistrados de lo Contencioso-Administrativo que han paralizado la exhumación de Franco, sin embargo, la condición de Jefe de Estado del dictador data de 1936, cuando la ‘legalidad’ de los sublevados contra la República lo nombró unilateralmente.

Materia de discusión para juristas: el golpe de Estado franquista conllevó tanta violencia como toda una guerra civil de tres años, pero ganó y algunos de nuestros jueces le otorgan calidad legal desde que se levantó contra la legítima República; los políticos catalanes, por su parte, no ganaron, ni ejecutaron sus planes con fuerza armada alguna, aunque subvirtieron la legalidad desde el minuto uno. La sentencia del ‘procés’ deberá resolver muchas dudas.

El auto que decida si, finalmente, Gobierno y Congreso de los Diputados tienen derecho a exhumar a Franco de un lugar de honor que humilla a sus víctimas llegará con algunas ya resueltas, como la certeza de que en nuestra alta judicatura aún no ha calado la Transición.

Tras ambas resoluciones, además, los problemas políticos que subyacen en ambas persistirán. Ni los independentistas catalanes dejarán de existir porque se castigue penalmente a sus dirigentes ni las heridas abiertas de la Guerra Civil cerrarán si no se repara a las víctimas olvidadas y se mira de frente a una Ley de Memoria Histórica con la que cada gobierno juega a ver si la cumple o la olvida.

Los jueces, por muy alta categoría que tengan, no tienen que hacer política. Liberémoslos de semejante peso y empujemos a nuestros políticos a ejercer con altura. La complejidad de los pactos para formar gobiernos en buena parte de nuestros ayuntamientos y autonomías y la finísima negociación necesaria para la investidura del próximo presidente del Gobierno son una inmejorable oportunidad. 

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

.

Sergi
Miquel

 

 

Firmas:

Periodista y directora de El Siglo desde 2011, revista que contribuye a fundar, en 1991, formando parte de su primer equipo como jefa de la sección de Nacional. Anteriormente trabajó en las revistas Cambio 16 y El Nuevo Lunes y en la Cadena Ser. Actualmente también participa asiduamente en diferentes tertulias políticas de TVE y de Telemadrid.

-

-

-