Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1297. 7 de junio de 2019

- - --

Julio Rodríguez

Tribuna / Julio Rodríguez López

La vivienda en los informes
del Banco de España

 

viviendas de alquilerEUROPA PRESS

La mayor demanda de viviendas de alquiler ha sido impulsada por parte de la población joven, por los cambios sociológicos y por la equiparación producida en la fiscalidad que afecta a las viviendas en propiedad y en alquiler

En las últimas semanas el Banco de España ha comentado en diferentes publicaciones (Informe sobre Estabilidad Financiera de Primavera 2019 e Informe Anual 2018) la situación del mercado de la vivienda. También ha incluido en los análisis algunas recomendaciones ligeras de política de vivienda, entre las que destaca la realización de un indicador público de los precios de la vivienda y el desarrollo de actuaciones destinadas a aumentar la oferta de viviendas de alquiler. 

Entre 2014 y 2019 ha tenido lugar una dinamización del mercado de vivienda en España. El importante aumento del empleo ha sido un factor estimulante de la demanda de vivienda. El número de ocupados ha crecido en dicho quinquenio en casi dos millones, correspondientes a una variación del 11,1%.

El segundo factor explicativo de la demanda de vivienda ha sido la presencia de unas condiciones favorables de financiación. En 2019 el tipo de interés medio de los préstamos  para  la compra de vivienda está ligeramente por encima del 2%, el plazo medio de los prestamos es de unos 24 años, y la relación préstamo/valor  alcanzó el nivel del 64,6% en el primer trimestre del año, por encima del nivel de 2014.

El Banco subraya la tensión producida en el mercado de viviendas de alquiler, visible en los notables aumentos de precios de los alquileres. La mayor demanda de viviendas de alquiler ha sido impulsada por parte de la población joven, por los cambios sociológicos y por la equiparación producida en la  fiscalidad que afecta a las viviendas en propiedad y en alquiler.

Se alude a la excesiva rotación laboral y al desempleo. En este punto los informes del Banco de España resultan un tanto cautos. La mayor precariedad laboral, impulsora de unos niveles salariales más reducidos, ha provocado que, ante la insolvencia de los nuevos hogares para acceder a la propiedad mediante un préstamo hipotecario, se haya acudido al alquiler privado para conseguir alojamiento.

En los informes del Banco de España no se recoge la circunstancia de la insuficiente oferta de viviendas de alquiler y la ausencia de un parque de viviendas sociales de alquiler. El instrumento básico de la política de vivienda durante la etapa franquista y durante buena parte del periodo democrático de gobierno ha sido la vivienda de protección oficial. Esta última se destinó en su mayor parte a la vivienda en propiedad y se ha permitido la descalificación de la misma en un periodo no muy largo de tiempo.

No existe en España un índice de precios de alquiler. El componente de “alquiler de viviendas” del IPC se refiere a una muestra fija de viviendas y no refleja las transacciones de mercado. Las estadísticas divulgadas por los portales inmobiliarios se refieren a los precios demandados por los propietarios de viviendas y no reflejan los alquileres reales pactados en los contratos de alquiler. El Banco de España subraya la necesidad de disponer de un indicador homogéneo de la evolución de los nuevos alquileres.

El exceso de demanda acaecido en los mercados de alquiler ha producido un aumento de los arrendamientos. Esta situación  dificulta el acceso a la vivienda y retrasa la edad de emancipación.  

Ante esta situación, el Banco de España señala la prioridad que debe darse a las políticas públicas dirigidas a favorecer el aumento de la oferta de viviendas de  alquiler. Como era de esperar, el Banco rechaza la política de control de alquileres, por entender que dicha  política acabaría reduciendo la oferta de viviendas de alquiler y podría conducir al deterioro de los inmuebles.

Es importante que el Banco de España refleje en sus informes la situación del mercado de vivienda y el interés dedicado a la situación del mercado del alquiler. La sugerencia de desarrollar políticas públicas para aumentar el parque de viviendas de alquiler es la aportación mas oportuna.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

.

Sergi
Miquel

 

 

Firma:

Vocal del Consejo Superior de Estadística del INE. Doctor en CC. Económicas por la UCM (1977). Es Estadístico Superior del Estado, en situación de excedencia, y Economista Titulado del Banco de España, en situación de jubilación. Ha sido consejero de Economía de la Junta de Andalucía, presidente del Banco Hipotecario de España, presidente de Caja de Ahorros de  Granada, presidente del Consejo Social de la Universidad de Granada y gerente de la Universidad de Alcalá de Henares. Actualmente es miembro de Economistas frente a la Crisis.

-

-

-