Opinión Aguilar de Ben Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1302. 12 de julio de 2019

- - --

Tribuna / José Manuel Aguilar de Ben

Los 75 años del FMI (60 en España)


Entrada al Fondo Monetario Internacional
Queda por saber si 60 años después, en este 2019, la economía española volverá a necesitar
otra dramática intervención del FMI; si los partidos políticos españoles no priorizan la estabilidad económica de la economía española, frente a las rivalidades y legitimas aspiraciones de las principales formaciones políticas. El FMI está obligado a no mirar el color de las banderas,
sino a velar por la sana evolución y estabilidad de la economía española, la economía del conjunto de los ciudadanos españoles.  


Este mes de julio 2019, se cumple el 75º aniversario de la Conferencia Monetaria y Financiera de Naciones Unidas, la Conferencia de Bretton Woods, que entre el 1 y el 22 de julio de 1944 reunió a 44 delegaciones nacionales, en el Mount Washington Hotel de Bretton Woods en el Estado de New Hampshire, de EE UU, que creó el sistema monetario y financiero internacional aliado de la posguerra mundial, y la constitución del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). El sistema duró hasta 1971, cuando EE UU suspendió la convertibilidad, durante la Guerra de Vietnam, y se estableció el de cambios flexibles, que dura hasta hoy, pero con bastante estabilidad monetaria entre las grandes monedas, sobre todo entre el dólar y el euro.

Harry Dexter White por el Tesoro de EE UU, dirigido por Henri Morgenthau, y John Maynard Keynes por la Cancillería británica, fueron los negociadores y artífices de los acuerdos alcanzados y de las  instituciones internacionales creadas en Bretton Woods. A ellos se sumaron la mayoría de los países aliados occidentales, pero no la URSS ni los países satélites de Europa del Este.

Hoy Rusia, como la China comunista-capitalista, son miembros del FMI, y el BM, pero además han creado un banco de desarrollo para los BRICS (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica).

La creación de los Derechos Especiales de Giro, los SDRs, como moneda de reserva entre los bancos centrales ha sido la novedad más notable,en la evolución del FMI, y que en 2009 fue ampliamente usada al principio de la última crisis financiera internacional y a la espera de una mejor distribución de las cuotas entre los Estados miembros, que ya son casi 200. Pero el FMI sigue siendo una institución económico-financiera central en la economía global, en la que suelen recaer los encargos de las decisiones del G-20, y que este pasado mes de junio se ha reunido en Osaka, Japón.

La tarea de análisis y supervisión anual de las economías nacionales del FMI, encomendado en el Art. IV del Tratado fundacional, ha resultado fundamental no sólo para la gestión de muchas economías nacionales, sino para los análisis globales que el Fondo hace en materia monetaria y fiscal, y de evolución de la deuda. Precisamente la evolución muy ascendente de la deuda global es una de las grandes preocupaciones actuales de los economistas del FMI.

El Banco Mundial también ha evolucionado, de asistir a la reconstrucción de las economías europeas en la posguerra mundial, a contribuir al desarrollo y regulación de las economías en desarrollo, en el Caribe y Latinoamérica, en África, el Sudeste Asiático y las nuevas repúblicas independientes de la antigua URSS.

El Estado español, que no fue invitado a participar de la Conferencia de Bretton Woods, tuvo que esperar a su inclusión como estado miembro de Naciones Unidas en 1955, para que después el FMI interviniera en España.
Este año se cumplen 60 años (1959) del Plan de Estabilización y Liberación del FMI para la economía española, que supuso el fin de la política  autárquica, y el fin del aislacionismo económico –por la exclusión del Estado de la dictadura española del Plan Marshall, que benefició a la reconstrucción de las economías de los demás Estados de Europa occidental– con el inicio de la liberalización, desarrollo y expansión de la economía española en la década de los 60, y que más tarde permitiría la incorporación de España a la UE y al euro.

Pero para el FMI, el programa económico elaborado para España, el Plan de Estabilización, bajo la dirección del director del Departamento de Europa del FMI, Gabriel Ferrás, y con la estimable colaboración en el aún no nacionalizado Banco de España, de Juan Sardá Dexeus, también fue un hito en su gestión. El ‘experimento español’ sirvió después para aplicarlo a otras economías subdesarrolladas, con Estados autocráticos. En los últimos 60 años el FMI ha seguido anualmente analizando la evolución de la economía española y asesorando al Banco de España y a las autoridades económicas del Estado. España no habría entrado en el euro y la Eurozona sin la gestión de Massimo Russo, primero, director general de la Dirección de Economía de la Comisión Europea, en Bruselas, y después director del Departamento de Europa del FMI, en Washington, DC., que convenció a las reticentes autoridades españolas de la entrada de la peseta, en la ‘serpiente’ del Sistema Monetario Europeo (SME), que luego permitiría la incorporación al euro y la Eurozona desde su constitución.

Algunas de las recomendaciones que anualmente hace el FMI para la economía española son tardías y otras socialmente criticables, cuando se hacen en el marco de un análisis de la evolución de la economía global, sin entrar en la dinámica social interna de la economía española. El FMI tardó en avisar sobre la última gran crisis económico-financiera, y en el caso español tardó en descubrir los desequilibrios que la gestión de las economías en las comunidades autónomas españolas estaban causando al conjunto de la economía española.  

Pero en su conjunto, los informes del FMI sobre la economía española han sido correctos, muy útiles para las autoridades españolas. Y han tenido y tienen mucha influencia para las decisiones de inversionistas internacionales en España, y las decisiones de la Dirección de Economía de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. Los diferentes departamentos del FMI han sido de gran asistencia para muchas de las iniciativas administrativas tanto del Ministerio de Hacienda como del Banco de España, mediante del sistema de asistencia a bancos centrales del FMI, en los últimos 60 años.

El Banco Mundial ha participado ampliamente en los programas de desarrollo económico de España en los 60 años últimos. Desde la planificación y ejecución de grandes infraestructuras, viales y ferroviarias, a la elaboración de planes de educación. Detrás de las financiaciones del Banco Mundial han seguido muchas inversiones privadas internacionales, que han contribuido al desarrollo de la economía española, aunque en muchos casos han beneficiado sólo a una parte de los ciudadanos. Se echa de menos algún apoyo a la introducción de la Renta Mínima Básica, que podría reducir la pobreza severa a un coste asumible para la financiación del Estado, que en España asuma la AIReF, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal.

Queda por saber si 60 años después, en este 2019, la economía española volverá a necesitar otra dramática intervención del FMI; si los partidos políticos españoles no priorizan la estabilidad económica de la economía española, frente a las rivalidades y legitimas aspiraciones de las principales formaciones políticas. El FMI está obligado a no mirar el color de las banderas, sino a velar por la sana evolución y estabilidad de la economía española, la economía del conjunto de los ciudadanos españoles.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

.

Sergi
Miquel

 

 

 

 

Firma

Economista político internacional. Miembro de la Asociación de Antiguos Funcionarios Internacionales de la ONU, AFICS/NY y de Economistas del FMI. Miembro de la Asociación de Antiguos Funcionarios Europeos de la Comisión Europea, A.I.A.C.E.

-

-

-