Artículo de Opinión de Carlos Berzosa Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1302. 12 de julio de 2019

- - --

Carlos Berzosa

 

La Economía desde mi Observatorio / Carlos Berzosa

La economía necesita un Gobierno ya

Reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

La única posibilidad es el pacto PSOE-Unidas Podemos. Es cierto que no llegan tampoco a la mayoría absoluta, pero si tendrían una mayoría relativa sólida que permitiría un gobierno estable, de coalición o bien un gobierno del Partido Socialista con el apoyo de la formación morada

Desde que se celebraron las elecciones generales han pasado dos meses y medio y se sigue con un Gobierno en funciones y con un Presupuesto prorrogado del año anterior. No es que la situación sea dramática. Tampoco es novedosa en nuestro país y en otros países de la Unión Europea en los que en varios de ellos también ha habido tiempos largos para formar Gobierno. Sin embargo, hay demasiados retos pendientes en la economía española para que los dirigentes políticos no sean capaces de llegar a acuerdos para formar Gobierno.  

La evolución de la economía en crecimiento y cumplimiento del Pacto de Estabilidad no se ve afectada por ello. Ni tampoco los beneficios empresariales y bancarios, pero sí las clases sociales más afectadas por la crisis, así como el Estado del Bienestar. Los problemas que se acumulan encima de la mesa son bastantes para enumerarlos todos pero se pueden señalar los más acuciantes: desigualdad (rentas, riqueza, derechos, oportunidades y género), cambio climático, paro, precariedad laboral, encarecimiento de alquileres de pisos y la luz, desahucios, pensiones, dependencia e insuficiente financiación autonómica. Estos temas son los que deberían estar encima de la mesa y cómo se pueden abordar.

El coste de  estar con un Gobierno en funciones ante la situación descrita es muy elevado, pues no solamente quedan sin llevar a cabo acciones sociales y ecológicas para ir resolviendo los problemas estructurales de la economía española, sino que se encuentran paralizadas, entre otras, la Agenda 2030,la transición energética y una reforma fiscal más equitativa.

No se debe perder más tiempo, y sería positivo que en este mes de julio se hubiera formado Gobierno, aunque no se sabe muy bien lo que pasará, pues planea sobre nuestras cabezas el fantasma de nuevas elecciones generales. La incapacidad de los dirigentes políticos para saber leer los resultados de las elecciones del 28 de Abril resulta realmente preocupante. Por ello es por lo que hay que negociar y pactar. Unas nuevas elecciones, además de lo que supone de coste económico, algo por lo que deberían velar nuestros representantes, no resolverían nada, por lo que estaríamos otra vez igual.

El PSOE es el ganador de las elecciones y eso hay que respetarlo, pero se queda lejos de la mayoría absoluta por lo que debe saber negociar para lograr formar gobierno. Los poderes económicos y analistas que se sitúan en el centroderecha apuestan por un gobierno de coalición PSOE y Ciudadanos, que además resolvería el problema de la mayoría parlamentaria. Sin embargo, esto no es posible, y no por el veto que ha puesto Ciudadanos al PSOE, sino que el comportamiento de este partido con alianzas con la extrema derecha, lo que me parece gravísimo a la vez que pone en cuestión su creencia en los valores democráticos, lo aleja de cualquier posibilidad de que un partido como el socialista pueda pactar con ellos. Sus votantes de izquierda no se lo perdonarían.

La única posibilidad es el pacto PSOE Unidas Podemos, que sería además deseable si se quieren abordar los problemas que enumeré anteriormente. Es cierto que no llegan tampoco a la mayoría absoluta, pero si tendrían una mayoría relativa sólida que permitiría un gobierno estable. El pacto puede ser un Gobierno de coalición o bien un gobierno del Partido Socialista con el apoyo de Unidas Podemos. Las dos fórmulas son válidas y los argumentos en favor de una posición o de la otra son consistentes. La experiencia histórica también sirve para observar que las dos fórmulas han dado resultados positivos pero también en algunos casos negativos. Por eso pediría a los dos partidos flexibilidad para llegar a un acuerdo de cualquiera de las dos propuestas. Los ciudadanos y votantes de izquierda se lo agradeceríamos.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

.

Sergi
Miquel

 

 

 

Firma

Catedrático Emérito de la UniversidadComplutense  y presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense(1984-1998) y Rector de esta Universidad(2003-2011). A lo largo de su carrera docente ha impartido enseñanzas de Estructura Económica Mundial y Desarrollo Económico. Tiene numerosas publicaciones entre las que destacan los libros Los desafíos de la economía mundial en el siglo XXI (Nivola,2002) y los escritos conjuntamente con José Luis Sampedro Conciencia del subdesarrollo veinticinco años después (Taurus, 1996) y La Inflación (Al alcance de los ministros) (Debate, 2012).

-

-

-