Consecuencias de una falta de gobierno Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1304. 26 de julio de 2019

- - --

Política / V. M.


Leyes, financiación, nombramientos y decisiones, en suspenso

El precio del bloqueo político


Leyes pendientes, Presupuestos prorrogados, nombramientos por hacer… Que la política no sea capaz de lograr consensos tiene numerosas consecuencias de carácter práctico. Tras dos meses y medio de ‘viernes sociales’ vía decreto y otros tres de Gobierno en funciones, el país vive a la espera de recobrar una normalidad cada vez más esporádica.

Hemiciclo
El desencuentro de Sus Señorías mantiene en suspenso gran parte de las funciones ejecutivas y legislativas. / EUROPA PRESS

El deadline de Pedro Sánchez tiene dos fechas: el 23 de septiembre y el 10 de noviembre. La primera es el último día posible para celebrar otra sesión de investidura. La segunda, la de unas nuevas elecciones generales que, de no lograr el socialista los votos suficientes, habían de celebrarse seis meses después de un primer intento fallido.

Al cierre de esta edición estaba previsto que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, comunicara al rey en Zarzuela el fracaso de la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno y que Felipe VI decidiera cuándo convocar una nueva ronda de contactos con los representantes de los partidos para volver a proponer candidato y, de acuerdo con el artículo 99 de la Constitución, intente los apoyos necesarios en un plazo máximo de dos meses.

En el mejor de los casos, España tendría Gobierno con plenas facultades ejecutivas transcurridos más de siete meses de la convocatoria electoral del pasado 15 de febrero. De tener que ir a elecciones, habría pasado un año hasta que un presidente pudiera conformar un nuevo Consejo de Ministros siempre y cuando se supere un panorama de bloqueo como el actual.

Mientras tanto, al país se le acumulan los asuntos pendientes en los cajones de Moncloa. El primero, unos nuevos Presupuestos; los últimos aprobados son los de Mariano Rajoy de 2018.  En Bruselas mantienen las previsiones de crecimiento a pesar de la incertidumbre política, pero los corresponsales comunitarios comienzan a hablar de preocupación en la Comisión Europea si no hay unas nuevas cuentas públicas para 2020.

En el capítulo legislativo cabe también recordar que, antes de que la anterior legislatura llegara a término, el Pacto de Toledo dio por rotas las negociaciones para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones manteniendo viva una controversia que, a día de hoy, afecta a nueve millones de personas.

Como los jubilados, la radio y televisión públicas están pendientes de renovación. Rosa María Mateo fue nombrada administradora única provisional de RTVE para que las Cortes acabaran eligiendo un Consejo de Administración mediante un concurso público y la falta de acuerdo primero y de Gobierno, después, sostienen a la periodista en el cargo un año después.

Tan inoportuna está resultando la incertidumbre que hasta el desbloqueo político representa un problema. Ya lo ha dicho Gabriel Rufián en fallida sesión de investidura de Sánchez: un nuevo debate “en septiembre nos complica la vida a todos”. El portavoz de ERC en el Congreso ha intentado hasta el minuto de descuento que el acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos fuera posible en julio. Con el caso del procés visto para sentencia, la celebración de la Diada el 11-S y un president de la Generalitat de Junts per Catalunya al mando del botón rojo de la convocatoria electoral en Cataluña, Esquerra podría dejar de ser en dos meses el ejemplo de “responsabilidad” del que ha hablado estos días el líder socialista. Y, sin su abstención, de poco le serviría ya darle cinco y diez ministerios a Pablo Iglesias.

 

-

-

-

Banner Sibari