Hemeroteca Esta semana
Nº 628
13/12/2004

Reaparición

Por José María Benegas

ETA ha reaparecido después de un cierto tiempo sin actuar colocando explosivos de baja intensidad en diferentes localidades de España. Con reiteración nos habían dicho que "ETA está acabada", que "no mata porque no puede," o que el "PNV había pactado una nueva tregua". Los autores de estos comentarios siguen sin aprender después de cuarenta años de terrorismo en España. ETA está derrotada políticamente, muy debilitada orgánicamente, pero no está acabada y tiene capacidad de reponerse, puesto que cuenta todavía con apoyos sociales. No es verdad que no pueda matar. Puede. Basta con no avisar cuando colocan un artefacto explosivo. Otra cosa es que sepan que un atentado mortal tendría una respuesta social muy contundente, y entonces sí supondría el final de la vía Otegui. Más me inclino a pensar que lo que están haciendo es recordar que existen y que tienen capacidad de hacer daño. Tampoco hay que descartar que los partidarios de continuar utilizando la violencia hayan decidido usarla para terminar con las vías que pretenden su final.

***

En el libro de Pedro Carmona Mi testimonio ante la historia sobre su golpe de Estado contra Chávez en Venezuela en el mes de abril de 2002, queda claro que el embajador americano Charles Shapiro y el español Manuel Biturro le visitaron el sábado 13 de abril, ya disueltas por decreto las instituciones, incluido el Parlamento. El golpe estaba inicialmente consumado pero no triunfó porque destacados miembros de las Fuerzas Armadas, como el general Vazquez Velasco, no aceptaron la disolución del Parlamento. Los mencionados embajadores llamaron a Carmona durante el viernes 10 de abril. "Tan sólo en horas de la noche -relata Carmona- pude hablar con Shapiro y le manifesté que les recibiría el día sábado". "Atendí a los embajadores en compañía de¡ canciller designado, José Rodríguez Iturbe" ( ... ) "Ambos embajadores -concluye Carmona dieron como un hecho la renuncia de Chávez". la imprudencia de los embajadores fue enorme. Estaban legitimando el golpe y la disolución del Parlamento desde los primeros momentos aunque no dejaban de expresar, al mismo tiempo, su preocupación por el futuro de la democracia pero no cuestionando el presente. Supongo que no actuaron por su cuenta, sino que ajustaron su conducta a las instrucciones que recibieron de sus superiores. Cuando Chávez, repuesto en la responsabilidad de presidente, volvió al Palacio de Miraflores, pudo comprobar que en el libro oficial de visitas al golpista Carmona figuraban los nombres de los embajadores de España y USA.

***

Corremos el riesgo de convertirnos en seres insensibles ante el sufrimiento humano. El aluvión de muertes en las diferentes guerras, las constantes violaciones de los derechos humanos, las víctimas de sida, los actos de terrorismo, las cárceles inhumanas, las torturas los asesinatos de mujeres, etc., al repetirse todos los días se convierten en parte de nuestra vida de tal manera que corremos el peligro de acostumbrarnos. El último informe de la FAC es estremecedor. Cada año el hambre mata a cinco millones de niños. Cada cinco segundos muere un niño. ¿Qué hacen los países desarrollados ante este drama?

***

En el debate sobre la posibilidad de que selecciones autonómicas participen en las competiciones internacionales se invoca con reiteración el caso de Escocia. Intencionadamente se oculta que Escocia, en el caso del fútbol, tiene Liga propia, independiente de la inglesa, lo que le da pie a participar en las competiciones Internacionales. Segunda cuestión que se silencia: los dos grandes equipos, el Celtic y el Glasgow, quieren participar en la Liga inglesa, hartos de enfrentarse entre sí y con equipos muy inferiores. Si determinadas selecciones autonómicas quieren participar en competiciones internacionales lo lógico es que defiendan también la Liga del ámbito de su región al margen de la española, con todas las consecuencias.

***

Releo Goya mañana de Jorge Oteiza. Desde mi punto de vista es uno de los libros determinantes para aproximarse a las nuevas dimensiones del arte. El libro es, además, sorprendente, como todo en Jorge Oteiza. De repente irrumpe en su escritura Manolete, el torero: faena de lo inmóvil. `Cuanclo Manuel Rodríguez compone el momento en que puede quedar inmóvil, es cuando todo alrededor de él cristaliza para siempre. Mientras termina de cumplirse, rectilíneamente, todo el pedazo o el instante de esa perduración inmóvil, es cuando mira al público, como si él mismo ya no hiciera falta, ya no estuviera. Espiritualmente, esa actitud personal en el momento crítico y cultural es como la conciencia de que en ese Instante, vencedor, ya esta fuera de la Muerte".

Hemeroteca Esta semana