Index Opinion Sin Maldad Tiempos de hoy

 

 
   

 Nº 1275. 4 de enero de 2019

- - --






Sin Maldad /
José García Abad

La izquierda recupera la Internacional




El paso constitutivo de la nueva Internacional lo han formalizado el economista griego Yanis Varoufakis y el senador por el partido Demócrata de Estados Unidos Bernie Sanders. De Burlington (Vermont) salió el nuevo manifiesto

La izquierda empieza a reaccionar ante el avance mundial de la extrema derecha xenófoba y nacionalista, un fantasma que recorre Europa y América, recreando una nueva internacional progresista, siguiendo la tradición de las que se sucedieron en los siglos XIX y XX, de orientación socialista, anarquista o comunista.

La izquierda tiene en el internacionalismo una de sus señas de identidad frente a la nueva derecha populista que exhibe su pasión nacionalista. La derecha convencional se beneficia de centros o puntos de encuentro generosamente financiados por la alta derecha económica que presionan ante la opinión pública y los gobiernos para sostener los dogmas conservadores o neoconservadores, como el Instituto Nicolás Berggruen o el Club Bilderberg, entre otros ‘lobbies’ de pensamiento.

Desde la caída del muro de Berlín y el capitalismo se ha constituido en sistema único que rige hasta en China, no necesitan tomarse la molestia de proceder a un grosero antiizquierdismo como el que practicaron sus antecesores de los años treinta del siglo pasado, financiando la llegada al poder de los fascismos.

Bannon intenta coordinar a la ultraderecha.
Esteve Bannon, quien dirigiera la campaña electoral de Trump frente a Hillary Clinton, está intentando romper el estatus tranquilo de la derecha convencional, que organiza su cumbre respetable en Davos, donde también acuden gente de la izquierda como el presidente Sánchez y su ministra de Economía, Nadia Calviño.

Bannon, financiado por activistas millonarios ‘neocon’ como Robert Mercer, ha montado un chiringuito en Bruselas desde está ofreciendo su ayuda a los movimientos de ultraderecha europeos, incluido Vox, sin olvidarse del presidente brasileño Bolsonaro.

Les ofrece dinero y algo más valioso: asesoramiento para manipular la opinión pública, una asignatura en la que mostró su habilidad al comprar a Facebook por medio de Cambridge Analytica los datos que sirvieron a Trump para alcanzar la Casa Blanca. Es un maestro en las ‘fake news’, o sea, en la difusión de bulos y mentiras útiles para sus clientes.

El griego Varoufakis y el estadounidense Sanders lanzan la nueva Internacional.
El primer paso de la nueva Internacional lo han formalizado el economista griego Yanis Varoufakis y el senador por el partido Demócrata de Estados Unidos Bernie Sanders. Desde que Varoufakis, el ministro del gobierno griego de Syriza, coalición de izquierda radical, fue cesado por su jefe de filas, Alexis Tsipras, que optó por rendirse ante Angela Merkel, no ha parado en su cruzada en favor de una nueva izquierda y contra la política de la Comisión Europea y sus poderes ocultos, a lo que dedicó un libro/denuncia, ‘Comportarse como adultos’, que narra con todo detalle su peregrinación por los pasillos europeos cuando era ministro de Finanzas de Grecia.

Explica el economista griego con buena pluma a lo largo de más de 700 sabrosas páginas cómo el espíritu democrático no es la norma sagrada de la Unión y de qué manera y hasta qué extremo manda la canciller alemana sin que nadie se atreva a discutir sus decisiones y ni siquiera a torcer el gesto como signo de contrariedad. Sin su permiso no se mueve un papel ni en Bruselas ni, por supuesto, en Fráncfort.

También muestra Varoufakis el alto poder paralizante de la Euroburocracia, refractaria a la transparencia, capaz de arruinar iniciativas útiles, aplicando “el poder de ocultar la información” que el economista griego extiende a otras organizaciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El manifiesto de Burlington.
Lo que pude calificarse de acto fundacional tuvo lugar en la localidad estadounidense de Burlington (Vermont) entre los días 29 de noviembre y 1 de diciembre donde se reunieron, invitados por Sanders, un grupo de políticos e internacionales que decidieron organizarse frente a la avalancha ultraderechista. De Vermont salió el manifiesto, cuya prosa recuerda el Manifiesto Comunista redactado por Carlos Marx y Federico Engels, en el que se decía que un fantasma recurre Europa, el fantasma del comunismo.

“Hay una guerra global en marcha contra los trabajadores –reza la proclama de Vermont–, contra el medio ambiente, contra la democracia, contra la decencia. Una red de facciones derechistas se está extendiendo a través de las fronteras para erosionar los derechos humanos, silenciar la discrepancia y promover la intolerancia. Desde 1930 la humanidad no se enfrentaba a una amenaza así”.

Firma:

Lleva ejerciendo la profesión de periodista desde hace más de medio siglo. Ha trabajado en prensa, radio y televisión y ha sido presidente de la Asociación de Periodistas Económicos por tres periodos. Es fundador y presidente del Grupo Nuevo Lunes, que edita los semanarios El Nuevo Lunes, de economía y negocios y El Siglo, de información general. 

-

-

-

 

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo


-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua


.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle