Index Opinion Sin Maldad Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1282. 22 de febrero de 2019

- - --






Sin Maldad /
José García Abad

Irene, no juegues con las pensiones

Mal lo deben estar pasando en Podemos cuando su portavoz en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, se ha saltado a la torera la filosofía que creó el Pacto de Toledo: sacar el sacrosanto asunto de las pensiones de las batallitas electorales. 

Obviamente las pensiones no pueden desaparecer del debate político, sino todo lo contrario, se echan en falta aportaciones sensatas al respecto, pero los fundadores del Pacto de Toledo –una idea que por cierto surgió de una de las jornadas sobre pensiones que El Nuevo Lunes organiza desde hace treinta años– decidieron no utilizarlo torticeramente para derribar al adversario, lo que exigía un acuerdo de todos los grupos parlamentarios

Mal lo deben estar pasando en Podemos cuando su portavoz en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, se ha saltado a la torera la filosofía que creó el Pacto de Toledo: sacar el sacrosanto asunto de las pensiones de las batallitas electorales. 

Obviamente, las pensiones no pueden desaparecer del debate político, sino todo lo contrario, se echan en falta aportaciones sensatas al respecto, pero los fundadores del Pacto de Toledo –una idea que, por cierto, surgió de una de las jornadas sobre pensiones que El Nuevo Lunes organiza desde hace treinta años– decidieron no utilizarlo torticeramente para derribar al adversario, lo que exigía un acuerdo de todos los grupos parlamentarios.

Fue Felipe González el primero que se valió de ello en un debate televisivo con José María Aznar para ganar las elecciones de 1993 cuando todos las daban por perdidas, Ante la promesa de Aznar de bajar los impuestos, González advirtió de que si se procedía a ello no habría dinero para pagar las pensiones. Aznar aprendió la lección y utilizó ese temor en distintas ocasiones, la última para apoyar la candidatura de Mariano Rajoy frente a José Luis Rodríguez Zapatero ante un auditorio de jubilados reunidos en la Casa de Campo de Madrid, a quienes explicó  que en 1996, cuando el PP ganó las elecciones, el Gobierno "tuvo que pedir créditos a los bancos" para pagar las pensiones porque los socialistas habían dejado "quebrada" la Seguridad Social.  


Diez millones de pensionistas pueden decidir las elecciones
Y es que hay en España diez millones de pensionistas para quienes la pensión es su vida y que, por encima de sus opiniones políticas, votarán en su inmensa mayoría al partido que les ofrezca las garantías más creíbles de que no perderán poder adquisitivo. La decisión de Podemos de salirse del consenso parlamentario para mantener este poder adquisitivo muestra en efecto el pánico que cunde en el partido ante la caída en las encuestas y la percepción de sus parroquianos de que cunde la división entre sus dirigentes, lo que pudiera provocar un éxodo de votantes hacia el PSOE de Pedro Sánchez. Montero es consciente de que tras el 28-A podría seguir dirigiendo Podemos pero su actual condición de portavoz del Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Congreso sería menos Confederal.

Resulta patético escuchar a Irene Montero en la sesión de control al Gobierno del pasado miércoles al proclamar que las decisiones sociales tomadas por Pedro Sánchez se las ha “arrancado” Podemos. ¿Se imagina uno al presidente Sánchez resistiéndose a Montero como gato panza arriba para no legislar en favor de los trabajadores y pensionistas?


Desolación entre los indignados
Irene Montero, que en ausencia por descanso paternal de su esposo dirige el partido y que parecía destinada a ejercer el liderazgo en un ‘sorpasso’ nada hostil con Pablo Iglesias, está haciendo un esfuerzo sobrehumano para cosechar papeletas de quienes se sitúan a la izquierda del PSOE. Es una estrategia razonable sobre todo cuando surge la desolación en las filas ‘podemitas’ pero, precisamente por ello, por el aprendizaje obtenido en los casi ocho años que han transcurrido desde el 15-M de 2011 de los ‘indignados’,  autoexcluidos de un sistema que entendían no les representaba.
Una vez transformada aquella esperanzadora movilización regeneradora, una vez decaído el movimiento en un partido cada día más parecido a los de toda la vida, se ha ido instalando un amargo realismo en la parroquia. Muchos  regresaron al nihilismo y otros apostaron por el voto útil como imperativo moral ante la ultraderecha que se nos viene encima.
Comprendo a Montero, pero me parece que su estrategia puede ser contraproducente en su plasmación táctica, pues proporciona la prueba del nueve de que ha cundido el pánico en sus filas.


 

Firma:

Lleva ejerciendo la profesión de periodista desde hace más de medio siglo. Ha trabajado en prensa, radio y televisión y ha sido presidente de la Asociación de Periodistas Económicos por tres periodos. Es fundador y presidente del Grupo Nuevo Lunes, que edita los semanarios El Nuevo Lunes, de economía y negocios y El Siglo, de información general. 

-

-

 

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar


-
Cristina
Narbona


-

Julio Rodríguez Fernández


-

Belén
Hoyo



-
Joan
Tardà


-
Carmen
Calvo


-
Cristina
Antoñanzas


-

Carles
Campuzano



-

Ignacio
Aguado



-
Inmaculada
Sánchez


-
Sergio
del Campo


-
Miguel Ángel Paniagua



.

Graciano
Palomo



.

Bruno
Estrada


.
José Antonio
Pérez Tapias


-
Joan
Navarro



-
José M. Benítez
de Lugo



-

José Luis
Centella


-
Pablo
Bustinduy


.

Jesús
Lizcano


,
Carlos
Berzosa



,

Julio Rodríguez López

-
Mauro
Armiño


.

Pere
Navarro



.

Julius
G. Castle