Tribuna / Cristina Antoñanzas Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1286. 22  de marzo de 2019

- - --

 

 

La Economía desde mi Observatorio / Carlos Berzosa

La  desaceleración económica en la Zona Euro

EUROPA PRESS

La desaceleración es el resultado de una falsa salida de la crisis a nivel global pero que es más evidente en la Eurozona, debido a los problemas del euro

La Eurozona está sufriendo una bajada notable de la actividad económica y  Alemania, la gran locomotora de la UE, ha  estado al borde de una recesión. La economía española, dentro de este contexto, es de las que sale mejor paradas en el comportamiento económico. Sin embargo, de persistir esta situación puede padecer un descenso mayor debido a la vulnerabilidad que tiene como consecuencia de la elevada deuda pública y privada, el alto desempleo, el trabajo precario y el incremento de la desigualdad.

¿Qué es lo que realmente está sucediendo? Algunos analistas y medios de comunicación consideran que todo se debe a la guerra comercial y a la incertidumbre que está generando el ‘Brexit’. Sin negar que estos hechos puedan repercutir negativamente en la marcha de la economía, no se encuentran ahí las causas reales de lo que está sucediendo. Los enfoques convencionales suelen siempre buscar causas exógenas y coyunturales como una forma de echar balones fuera, pues no entran a analizar las limitaciones y contradicciones  del sistema económico y de los rasgos principales que lo caracterizan en la actualidad. 

El capitalismo, desde sus orígenes, ha estado sujeto a ciclos económicos, unos más suaves y otros de mayor gravedad. Estos últimos determinan crisis estructurales, de las que se han dado dos en el siglo XX: La Gran Depresión de los años treinta y la de los setenta. En los inicios de este siglo, la Gran Recesión que se inició en 2007. Las dos crisis del siglo XX dieron lugar a cambios de paradigma en la teoría económica, que tuvieron consecuencias prácticas en la política económica llevada a cabo. La gran crisis de los años treinta dio por finalizada la época del liberalismo económico y se impuso la teoría keynesiana. La de los setenta fue el final del keynesianismo y se produjo una vuelta al pasado con el fundamentalismo de mercado.

La crisis del siglo XXI no ha dado lugar a ningún cambio y se ha vuelto, una vez superado lo peor, a los supuestos del neoliberalismo, que son los que trajeron la crisis. He escrito dos artículos académicos sobre las causas de esta Gran Recesión: “Crisis económica y crisis de la economía” en Ola Financiera, número 31, y “Veinte años de la REM, veinte años de la economía mundial”, Revista de Economía Mundial (REM), número 50. En ambos trato de dar cuenta de los cambios habidos en la economía mundial que desembocaron en esta crisis  y las diferentes contribuciones que se han hecho para explicar las razones que generaron la ‘financiarización’ y el estallido que se produjo.

En esta fase se produjo la crisis del euro. La UE ha abordado muy mal la crisis con las políticas de austeridad al tiempo que se pusieron de manifiesto las debilidades en las que se asentó la creación de la moneda única. Hay una amplia bibliografía sobre ello y ya he mencionado algunos de los libros que han analizado la problemática del euro. Pero conviene mencionar los siguientes: El euro (J. Stiglitz); La distopía del euro  (W. Mitchell); El euro y la batalla de las ideas (M. Brunnermeier, H. James  y J.P.), y La crisis de la eurozona (G. Celi, A. Ginzburg, D. Guarascio y A. Simonazzi).

En concreto, la desaceleración es el resultado de una falsa salida de la crisis a nivel global pero que es más evidente en la Eurozona, debido a los problemas del euro, que como dicen Matthijs y Blyth, es la consecuencia de haber olvidado tres uniones: financiera fiscal y política. La crisis del euro se debe al diseño equivocado de las instituciones económicas y políticas que lo acompañan. La esencia del descenso de la actividad económica está en el capitalismo global hegemonizado por las finanzas y por una Eurozona fracturada entre el centro y la periferia  con una moneda única muy debilitada para hacer frente a los problemas internos y la de los externos de la competencia internacional.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández

-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

   

 

Firma

Catedrático Emérito de la Universidad Complutense  y presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense(1984-1998) y Rector de esta Universidad(2003-2011). A lo largo de su carrera docente ha impartido enseñanzas de Estructura Económica Mundial y Desarrollo Económico. Tiene numerosas publicaciones entre las que destacan los libros Los desafíos de la economía mundial en el siglo XXI (Nivola,2002) y los escritos conjuntamente con José Luis Sampedro Conciencia del subdesarrollo veinticinco años después (Taurus, 1996) y La Inflación (Al alcance de los ministros) (Debate, 2012).

-

-

-