El Acento / Inmaculada Sánchez Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1288. 5  de abril   de 2019

- - --

 

 


El Acento / Inmaculada Sánchez

Patriotismo de izquierdas

EUROPA PRESS

La autodenominada ‘policía patriótica’ del PP conspiró contra una inesperada izquierda que triunfó en 2016 para impedir que creciera en diputados y poder. Esa misma izquierda debería, por patriotismo de verdad, hacer el supremo esfuerzo de no seguir dividiéndose (por más ganas que tenga), e impedir que ese Ministerio del Interior que fue entonces a por ella, gane después del 28-A

Lo conocido esta semana sobre los movimientos de las denominadas ‘cloacas del Estado’ contra Podemos cuando, tras las elecciones de 2016, se convirtió en una inesperada opción de poder en nuestro, hasta entonces, bipartidista país no sólo debería removernos y enfadarnos. El asunto va mucho más allá.

Si desde el mismísimo despacho del ministro del Interior se fraguaron escuchas, espionajes y hasta compras de testigos para destruir con pruebas falsas al nuevo actor político que, insospechadamente, se había colado en el Congreso, es que hay ladrillos que no han cambiado de sitio en España por mucha Transición de la que nos queramos enorgullecer.

Pese a cierto silenciamiento político y mediático, todavía deberíamos confiar en el recorrido judicial del caso para que, contra nuestro habitual escepticismo (rebatido por las consecuencias de ‘Gürtel’, que sacaron a  Rajoy de La Moncloa en 24 horas), los altos cargos del PP que urdieron tamaña felonía (ésta sí, señor Casado) tengan que vérselas, finalmente, con su responsabilidad.

Si Podemos está haciendo uso del caso en la precampaña electoral, más que legítimamente, denunciando su persecución y condición de partido indeseado para los poderes fácticos, sería también de desear que el partido morado se afane, tanto o más, en que su espacio electoral, tan difícilmente construido, no se desvanezca en una interminable división.

‘Patriótica’ es como se llama a sí misma la policía dedicada a tan innobles tareas. El adjetivo tan obscenamente utilizado dice mucho de la apropiación natural que la derecha ha hecho históricamente de nuestro país, al tiempo que ‘justifica’ sus ardides para impedir que la patria caiga en ‘manos indebidas’. Justamente por eso  –y por mucho más, que diría la canción–, esa misma izquierda a la que se quiso expulsar del Congreso al que le habían hecho llegar cinco millones de votos debería dejarse la piel, y lo que haga falta, para que su tradicional cainismo y las divisiones sin fin no le den el triunfo en la próxima cita con las urnas del 28 de abril a esta ‘patriótica’ policía que tanto mira por (su) España.

 

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

   

 

Firma

Periodista y directora de El Siglo desde 2011, revista que contribuye a fundar, en 1991, formando parte de su primer equipo como jefa de la sección de Nacional. Anteriormente trabajó en las revistas Cambio 16 y El Nuevo Lunes y en la Cadena Ser. Actualmente también participa asiduamente en diferentes tertulias políticas de TVE y de Telemadrid.

-

-