Tribuna / Carlos Berzosa Tiempos de hoy

 
   

 Nº 1290. 18  de abril   de 2019

- - --

 

 

Tribuna / Carlos Berzosa

Malos presagios para la economía

EUROPA PRESS

En todo el territorio de la OCDE, a excepción de unos pocos países, la renta media apenas es hoy más alta que hace diez años, con un aumento de tan sólo el 0,3% anual, una tercera parte inferior al ingreso promedio del 10% más rico de la población

El informe de la OCDE advierte sobre el declive de la clases medias. El Banco Central Europeo extiende el pesimismo sobre el crecimiento económico a lo largo de todo 2019. El FMI pide a España rebajar la deuda para afrontar futuras crisis. Estas noticias llegan el mismo día. No son dese luego muy halagüeñas y vienen a confirmar lo que algunos economistas estamos diciendo sobre lo que ha sido la falsa salida de la crisis. En el caso de que se considere que se ha salido.

El FMI  apunta la posibilidad de que se pueden dar futuras crisis y las recomendaciones que da van precisamente en la línea de estar preparados para ello. El propio FMI no cree que el sistema funcione para evitar que se produzca otro ciclo recesivo. Es cierto que considera que la situación aún no es grave como para activar las alarmas, pero sí advierte de que existen debilidades que pueden provocar que la actual desaceleración sea aún más profunda en el futuro. La nueva economista jefa, Gita Gopinath, menciona los altos niveles de endeudamiento empresarial como el gran riesgo de los países ricos.      

El problema principal es que en el supuesto de que la desaceleración conduzca a una posible recesión, los instrumentos para combatirla se encuentran agotados. La política monetaria con bajos tipos de interés no puede ya ser una respuesta para paliar los efectos más nocivos que se puedan dar, y el elevado endeudamiento público y privado limita a su vez las políticas fiscales y la inversión empresarial. Las respuestas a la crisis han sido inadecuadas y al no haberse resuelto los problemas de fondo se camina por un sendero muy inestable.

Crecimiento con endeudamiento y desigualdad es lo que caracteriza la situación actual. Por eso la puesta en cuestión que algunos economistas hacemos sobre si realmente se ha salido de la crisis. Se acabó la recesión y se han superado los peores momentos, pero si bien la gravedad pasó, lo que induce al pensamiento convencional a hablar de la salida, sin embargo, la economía no ha recibido el alta. Han quedado muchas secuelas, demasiados perdedores, que lo siguen siendo aún, y se producen ciclos dentro de un ciclo mayor de declive. Ha habido un ciclo de crecimiento y la engañosa visión de la salida de la crisis y ahora viene una recaída. Todo esto sin contemplar problemas de fondo y estructurales como el cambio climático y el deterioro ecológico.

Por todo esto, el informe de la OCDE es muy ilustrativo y confirma lo que decíamos anteriormente sobre los perdedores de la crisis, y eso que se está hablando de los países desarrollados y de las clases medias, pues en las clases de renta más baja, en la que ha caído parte de la clase media, la situación es más dramática. En la mayoría de los países que pertenecen a esta organización, la clase media se ha reducido debido a que, para las generaciones jóvenes resulta cada vez más difícil alcanzar este estatus. La clase media la define como la obtención de unos ingresos que están entre el 75 y el 200% del ingreso nacional mediano. Mientras casi el 70% de los nacidos en la generación de la posguerra pertenecían a la clase media, sólo el 60% de la generación del milenio pertenece en la actualidad.  La influencia económica de la clase media también ha caído de forma drástica. En todo el territorio de la OCDE, a excepción de unos pocos países, la renta media apenas es hoy más alta que hace diez años, con un aumento de tan sólo el 0,3% anual, una tercera parte inferior al ingreso promedio del 10% más rico de la población.

Para evitar esto se hacen unas recomendaciones, entre las que destacaría las políticas que se proponen para conseguir un desplazamiento de la presión fiscal desde las rentas de trabajo hacia las rentas del capital, de la propiedad y de las herencias, así como conseguir que los impuestos sobre la renta sean más progresivos y equitativos. Justo lo contrario de lo que preconizan los partidos de las tres derechas.  

 

………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Colaboradores

-

José García
Abad

.
Miguel Ángel
Aguilar
-
Inmaculada
Sánchez
-
Cristina
Narbona

-

Belén
Hoyo

-

Idoia
Villanueva

-
Sergio
del Campo

-

Carles
Campuzano

-
Cristina
Antoñanzas
-
Elena
Blasco
-
Miguel Ángel
Paniagua

.

Bruno
Estrada

.
José Antonio
Pérez Tapias

-

José Luis
Centella

-
Joan
Navarro
-
José M. Benítez
de Lugo
,
Carlos
Berzosa

.

Graciano
Palomo

,

Julio Rodríguez
López

-
Mauro
Armiño

.

Pere
Navarro

.

Julius
G. Castle

-
Carmen
Calvo
-
Joan
Tardà

-

Ignacio
Aguado

-
Julio Rodríguez
Fernández
-
Pablo
Bustinduy

.

Jesús
Lizcano

   

 

Firma:

Catedrático Emérito de la Universidad Complutense  y presidente de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Ha sido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense(1984-1998) y Rector de esta Universidad(2003-2011). A lo largo de su carrera docente ha impartido enseñanzas de Estructura Económica Mundial y Desarrollo Económico. Tiene numerosas publicaciones entre las que destacan los libros Los desafíos de la economía mundial en el siglo XXI (Nivola,2002) y los escritos conjuntamente con José Luis Sampedro Conciencia del subdesarrollo veinticinco años después (Taurus, 1996) y La Inflación (Al alcance de los ministros) (Debate, 2012).

-

-