Presentación Libro Unai Sordo Tiempos de hoy

-

 
   

 Nº 1300. 28 de junio de 2019

- - --

Política / E. S.

Presentación de ‘¿Un futuro sin sindicatos?’, de Unai Sordo, líder de CC OO

Nuevos empleos, nuevas luchas, nuevos retos


El secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha presentado en Madrid su libro ‘¿Un futuro sin sindicatos?’ en el que aborda, de una forma muy didáctica, los retos que presenta para la acción sindical moderna las nuevas formas de empleo en un futuro laboral fragmentado e incierto. La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, junto a varios directores de medios, participaron en el acto preguntando al dirigente sobre el papel actual de los sindicatos.

Presentación del libro de Unai SordoUnai Sordo (dcha.), en la presentación, junto a Bruno Estrada, su adjunto en la Secretaría General de CC OO y autor del prólogo y epílogo del libro./ Fotos: ALEX PUYOL

“Somos un sindicato vivo y nuestra obsesión es dar respuesta a los nuevos empleos que precarizan el mundo del trabajo”, dijo Sordo

P ara el líder de CC OO uno de los objetivos del libro, cuyo prólogo y epílogo firma el economista Bruno Estrada, adjunto a la Secretaría General y colaborador de ‘El Siglo’, debía ser hacer pedagogía, “porque no conviene dar por sentados conceptos básicos del sindicalismo de clase que continúan en disputa, aún hoy, y son desconocidos por la mayoría de la gente en la calle”.

¿Hay un modelo de sindicato capaz de agregar hoy los intereses colectivos desde la realidad múltiple del centro de trabajo, hasta convertirlo en una propuesta de organización social? Ésta es una de las múltiples preguntas que pretende contestar Sordo en el libro, editado por Catarata y la Fundación Primero de Mayo, y que se presenta a modo de pregunta-respuesta como si de una entrevista se tratara.

Presentación del libro de Unai SordoMarta Filch (izqda.) junto a Inmaculada Sánchez y la ministra Magdalena Valerio en un momento de la presentación.

A lo largo de ellas se abordan los retos de la afiliación y la negociación colectiva, la financiación de los sindicatos, su papel desde la crisis y sus relaciones con los nuevos movimientos sociales desde el feminismo a los protagonizados por los jóvenes o las respuestas a dar ante la robotización y la digitalización.

“Somos un sindicato vivo que está presente en muchos centros de trabajo, y de ahí nuestra obsesión por dar respuesta a los nuevos modelos de producción que precarizan el mundo del trabajo”, señaló el autor, a quien acompañaron en la mesa de la presentación de la obra Jaime Cedrún, secretario general de CC OO Madrid; Bruno Estrada, adjunto a la Secretaría General Confederal, y Amparo Merino, profesora de Derecho del Trabajo en la Universidad de Castilla-La Mancha.

Presentación del Libro de Unai SordoJ. Maraña, I. Escolar, J. P. Velázquez-Gaztelu. M. Mora, M. Filch e I. Sánchez escuchan a la ministra cerrando el acto.

LibrLibro de Unai sordoEntre el público, además de la ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, se dio cita un nutrido grupo de representantes políticos de la izquierda, como Belén Cardona, secretaria de Trasparencia y Responsabilidad Social de la Generalitat valenciana; los diputados de Unidas Podemos Enrique Santiago –S. Gral del PCE–, y Yolanda Díaz, así como el responsable de Economía del partido, Nacho Álvarez, el director de la Oficina de la OIT en Madrid Joaquín Nieto, o María José Landáburu, S. Gral de UATAE.

En la llamada ‘Fila Cero’ se situaron conocidos periodistas y directores de medios que participaron en el acto preguntando al autor sobre los retos planteados en el libro y el sindicato. Entre ellos, la directora de ‘El Siglo’, Inmaculada Sánchez, y los también directores Jesús Maraña, de ‘Infolibre’, Ignacio Escolar, de ‘eldiario’, y Miguel Mora, de ‘CTXT’. Junto a ellos, Juan Pedro Velázquez-Gaztelu, de ‘Alternativas Económicas’, y la bloguera y economista Marta Filch también participaron en el debate.

Cerró el acto la ministra Valerio quien, tras disculparse por no poder responder políticamente respecto a las intenciones del futuro Gobierno en torno a la posible derogación de la reforma laboral por encontrarse “en funciones”, lo que la obligaba a ser especialmente prudente, valoró la función y legitimidad de los sindicatos de clase de quienes aseguró que, si en un futuro no existieran, “habría que inventarlos”.

 

-

-

-